El film dirigido por Juan José Campanella y protagonizado por Ricardo Darín, Soledad Villamil y Guillermo Francella está entre las 5 nominadas a los premios Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera.

La película también tiene 9 nominacionas para los precios Goya. A las 19 horas los protagonistas y hacedores del film darán una conferencia de prensa sobre las últimas novedades. Darín tenía una doble competencia: por un lado como actor secundario con el filme "El baile de la Victoria", de Fernando Trueba, rodada en Chile, y por otro con la argentina "El secreto de sus ojos".

La última vez que una película argentina había estado ternada fue en el año 2001 con El hijo de la novia, justamente, otro film con el sello de Campanella.

En una ceremonia conducida por Anne Hathaway y Tom Sherak, el presidente de la Academia, se develó la incógnita. Además se supo los nominados que aspirarán a llevarse la codiciada estatuilla en la ceremonia de entrega el 7 de marzo.

El filme peruano La teta asustada, de Claudia Llosa, también entró a la competencia.

La película argentina se consigue además en los kioskos de revistas, y está al alcance de la mano de todos.

Avatar y The Hurt Locker encabezan lista de nominados al Oscar con nueve candidaturas cada una.

La 82ª edición de los premios tendrá lugar en el Teatro Kodak en Hollywood, el próximo 7 de marzo. Por primera vez en más de 60 años, serán diez películas y no cinco, como era tradición, las candidatas en la categoría Mejor Película.







En la página en Wikipedia, se relata la trama:

La historia, situada en 1999, es contada en forma de recuerdo: en junio de 1974, un agente de la justicia federal, Benjamín Espósito (Ricardo Darín), empieza a investigar el crimen de una joven mujer, brutalmente violada y asesinada dentro de su casa en un barrio de Buenos Aires. Su esposo ahora viudo, Ricardo Morales (Pablo Rago), queda devastado por la noticia; Espósito le promete encontrar al asesino y llevarlo ante la justicia. Éste es ayudado por su asistente alcóholico Pablo Sandoval (Guillermo Francella) y la recién llegada Irene Menéndez-Hastings (Soledad Villamil), una joven de clase acomodada que es la nueva jefa del departamento. El rival de Espósito en el tribunal, Romano, acusa a dos trabajadores inmigrantes para deshacerse del asunto, lo cual enoja a Espósito tras ver que ambos fueron torturados para que se declararan culpables y se enfrenta a Romano en un ataque de furia.
Pronto, Espósito encuentra una pista al mirar unas viejas fotos de la joven asesinada, que le fueron dadas por Morales: en muchas de las fotos encuentra a un hombre, identificado como Isidoro Gómez, que miraba a la víctima de forma sospechosa. Espósito investiga a Gómez, y determina que vive y trabaja en Buenos Aires, pero no logra localizarlo.
Espósito y Sandoval entran ilegalmente en la casa de la madre de Gómez en Chivilcoy, ciudad donde no sólo nació él, sino también la difunta esposa de Morales. Durante el allanamiento, encuentran unas cartas que el sospechoso le escribió a su madre. Sandoval las roba, Espósito se entera manejando de regreso. De vuelta en Buenos Aires, la "visita" sólo les causa problemas con sus superiores, y no logran conseguir ninguna evidencia en las cartas. Además, Gómez sigue en libertad debido a una descuidada llamada telefónica a su madre por parte de Morales, quien desesperadamente quería encontrar al asesino de su esposa. Tras estos sucesos, la investigación del homicidio de la joven es cerrada.
Sin embargo, tiempo después Espósito logra convencer a Irene de que reabra la investigación tras un encuentro de este y el viudo de la victima. Sandoval hace un descubrimiento: un conocido suyo del bar identifica varios nombres mencionados en las cartas -sin conexión aparente- como jugadores de fútbol pertenecientes a Racing Club.
Después de identificarlo como fanático de Racing, Espósito y Sandoval van a un partido entre ese equipo y Huracán, con la esperanza de encontrar a Gómez. En una escena memorable filmada en el estadio de este último equipo, lo localizan entre la multitud, pero un gol repentino causa el barullo suficiente para que huya. Una espectacular persecución comienza en la que Gómez casi escapa, pero es finalmente atrapado gracias a la asistencia de la policia. Espósito e Irene entonces lo someten a una falsa e ilegal interrogación en la oficina en la que Irene logra que Gómez confiese el crimen tras herir su orgullo masculino.
Gómez es juzgado y condenado, pero a partir de allí, la rivalidad entre Romano y Espósito entra en juego, dando un giro inesperado a la historia. El poder ejecutivo libera a Gómez de su condena tras la intervención de Romano y lo deja en libertad a cambio de que este trabaje como "Matón" para ellos.
Sandoval muere tiroteado por unos hombres contratados por Romano en la casa de Espósito, quien viendo su vida en peligro (ya que en realidad los matones querían matarlo a él) parte a Jujuy ayudado por Irene, quien teme que lo asesinen. Al dar por cerrado el caso después de 25 años, Espósito decide visitar a Morales. Pero Morales se descontrola luego de que Espósito le pregunta como hizo para sobrellevar la muerte de su mujer, y más aún la injusticia con la que finalizó su causa. Porque luego de enterarse Espósito de que Gómez había terminado como guardaespaldas de Isabel Perón, a este no se lo volvió a ver. Morales le cuenta a Espósito que él ya se había encargado de secuestrar a Gómez y de tirotearlo en el baúl de su auto. Siendo así, Espósito se retira. Pero tras una profunda reflexión guiada por recuerdos, detiene el auto y se dirige campo adentro, donde descubre a Morales que entra en un pequeño granero con un plato de pequeños trozos de pan. Espósito avanza y mira por detrás de la puerta: Morales lleva ese plato a una celda de cuya oscuridad sale un "anciano" decrépito, quien resulta ser un añejo y maltrecho Gómez. En ese momento Morales, con seriedad en su rostro le dice a Espósito: "Usted dijo perpetua". De vuelta en Buenos Aires, Espósito visita la tumba de Sandoval, y más tarde visita a Irene, dispuesto a confesarle su amor por ella, cosa que ella siempre ha esperado de él.







Axact

TNC

R1U

COMENTAR:

0 comments: