El pandillero, de nacionalidad mejicana, está bajo observación en el penal de Ezeiza, adonde fue llevado por participar de una salidera bancaria y por drogas. Es integrante de la "Mara 18", una de las pandillas más violentas y peligrosas del mundo.

Cuando Armando Ortega Vera (37) entró en el penal de Ezeiza, los presos se sorprendieron por su tatuaje en el pecho con números romanos que decía "La 18". El hombre, de pocas palabras y sin inmutarse por nada, fue "investigado" por los propios internos, quienes rápidamente descubrieron que pertenece a la "Mara 18", una de las más peligrosas y violentas del mundo.

Al enterarse las autoridades, lo trasladaron a un sector más tranquilo del penal para estudiar su comportamiento, ya que se trata de la primera vez que se detecta en Argentina a un integrante de las maras.

"Ortega Vera está en un sector tranquilo para poder estudiar su comportamiento. En El Salvador y México son muy bravos los mareros y obedecen a un líder. El temor es que lo pasen a otro pabellón y que lo maten o que él termine acuchillando a otro interno", revelaron fuentes del penal al diario Clarín.

De acuerdo con el matutino porteño, la "Mara 18", a la que pertenece Ortega Vera, es una de las pandillas juveniles más peligrosas de occidente. Tiene organización guerrillera y células que operan desde Centroamérica hasta Canadá, incluyendo Estados Unidos. Vive de ingresos ilegales como extorsión, sobornos, robos y narcotráfico.

Justamente, Ortega Vera cayó en marzo pasado en Capital Federal, donde vivía desde comienzos de 2013. Se lo acusa de participar de una salidera bancaria y de tenencia de drogas. Antes de eso, el hombre, de nacionalidad mejicana, vivió en Estados Unidos, donde se habría hecho miembro de la "Mara 18" y finalmente fue deportado de ese país. Regresó a México y de allí recayó en Argentina, pero los investigadores creen que no fue por propia voluntad, sino que lo hizo escapando de las autoridades de su país.

"Según lo que pudimos estudiar, casi no existen mareros viejos que estén libres. Los únicos que superan los 30 años son los que están presos o los que lograron huir, porque una vez que se entra a la pandilla no se puede salir. Creemos que Ortega Vera se fue de México escapando", revelaron las fuentes.

El hombre tiene actualmente domicilio en Capital Federal y una novia de nacionalidad colombiana que lo visita todos los fines de semana en la cárcel.

Psicólogos que accedieron a conversar con el pandillero revelaron: "Ortega Vera ha hecho gala de la frialdad típica y característica de los miembros de este tipo de grupos pandilleros, dado que en entrevistas mantenidas con personal penitenciario se ha mostrado reticente a revelar actividades desplegadas como integrante de la 'Mara 18'. Solamente accedió a brindar información básica, necesaria para su correcta identificación".

Ortega Vera es el primer miembro detectado en Argentina de los 300 mil integrantes de las 900 organizaciones maras en todo el mundo.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: