El 29 de junio del 2015 se cumplen 42 años del fallido intento del golpe de estado contra el Gobierno Constitucional del Presidente Salvador Allende perpetrado por un grupo de oficiales del regimiento de tanques Blindados Nº 2, los extremistas de ultra derecha de Patria y Libertad, que pasó a la memoria como El Tancazo o el Tanquetazo. También se conmemora la muerte del camarógrafo argentino-sueco, asesinado en las calles de Santiago ese mismo día de 1973, al igual que una treintena de víctimas civiles.



Leonardo Henrichsen fue asesinado por uno de los uniformados, el cabo Héctor Hernán Bustamante Gómez.
Las imágenes fueron reveladas en secreto en un laboratorio argentino y dadas a conocer en Chile casi un mes más tarde, el 24 de julio, provocando un profundo impacto en el país y en el mundo entero.
La identidad del militar que asesinó al camarógrafo no fue revelada sino hasta 2005, cuando el periodista chileno Ernesto Carmona encontró los documentos del juicio que se realizó a los militares del Tanquetazo (caratulado como 2765/73) e identificó al cabo Bustamante. Ese año, Josephine y Andrés Henrichsen, dos de los tres hijos del periodista, se querellaron contra el militar. En 2006 la jueza Rommy Rutheford declaró la prescripción del delito. La Corte de Apelaciones de Santiago decidió investigar esta muerte y la de otros tres argentinos el 25 de septiembre de 2007, sin embargo, Héctor Bustamante falleció aún no habiendo finalizado la investigación del caso, en enero de 2008.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: