En el acto de conmemoración del Día de la Bandera, Cristina Fernández convocó a defender los intereses de la patria con valentía, como lo hicieron Belgrano, Dorrego y San Martín. Además anunció la restauración, puesta en valor y ejecución de obras varias en el Monumento Histórico Nacional, ubicado en la ciudad de Rosario.

Repensar la historia

En el acto, la Mandataria consideró necesario repensar la tradición de recordar a los héroes de la patria en la fecha de su fallecimiento, y propuso memorarlos en el “día de sus victorias”. Para la Presidenta, “no es casualidad que muchas veces se intente despojar a nuestros padres fundadores de su rol y su verdadera personalidad” y, en ese marco, recordó que aquel Belgrano que el 27 de febrero de 1812 enarboló por primera vez la enseña nacional, también fue el que triunfó en Tucumán y Salta. “En esas fechas, tal vez deberíamos recordarlo”, consideró.

Cristina Fernández dijo también que “quienes escribieron la historia” de nuestro país lo hicieron de una manera en la que “parece que la política no existía”. Por eso, sostuvo: “Me resisto y me resistiré toda la vida a recordar a los combatientes de la patria como viejitos, o en el día en que se murieron, porque también fueron jóvenes comprometidos con ideales, comprometidos con la patria, comprometidos con la política y comprometidos con el Estado”.

Para la Presidenta, “para tener pueblo y nación” es necesario “tener política”, pero eso –dijo- se contrapone a la postura de quienes “han intentado desterrarlos del lenguaje y la conciencia colectiva”. En ese marco, denunció la existencia de sectores contrarios a los intereses de la patria que pretenden “impulsar personalidades aisladas, porque uno sólo siempre es manejable”. Por eso, advirtió que “cuando los dirigentes representamos los intereses colectivo del pueblo, no nos puede manejar nadie, como no los manejaron a Belgrano y a San Martín”. “La liberación de un pueblo y una patria no es tarea de uno solo, siempre es colectiva”, sentenció.

Dorrego será ascendido post mortem a general

Al mencionar a los héroes de la Patria, Cristina Fernández resaltó la figura del Coronel Manuel Dorrego, quién, anunció, será ascendido a General post mortem. “Él ganó su lugar en la historia y merece esas palmas de general que tienen San Martín y Belgrano”, señaló. Recordó además que estos próceres “no fueron solos a la batalla, fueron acompañados por el pueblo” y que “los que dieron su sangre fueron, precisamente, los más humildes”. Esa sangre derramada, expresó, forma parte de “los sacrificios que hay que hacer para ser libres” porque “no se es libre gratis, no se es independiente gratis”.

A un año de la sentencia que pretendió beneficiar a los fondos buitre
En su alocución, la Presidenta recordó que un año atrás el juez de Nueva York Thomas Griesa emitió la sentencia que pretendió obligar al país a atender a los reclamos de los acreedores que no se plegaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010 y, de esa manera, “humillar y denigrar la soberanía argentina y generar un proceso de nuevo endeudamiento”. La Mandataria señaló que “no fue un 20 de junio fácil aquel” debido a que desde diversos sectores se aconsejaba pagar la sentencia. El Gobierno, recordó, se negó enfáticamente, y el tiempo demostró, según indicó, que el haber aceptado aquella sentencia hubiera resultado “una trampa mortal”.

“No era capricho ni ejercicio nacionalista a ultranza, era aplicar el criterio de racionalidad más estricto en términos jurídicos y de dignidad y soberanía en términos políticos”, sostuvo.

Superar prejuicios para consolidar el modelo de crecimiento con inclusión

En el mismo acto, la Jefa de Estado pidió a los representantes de los “aquellos partidos de raigambre nacional, popular y democrática” superar prejuicios, matices y diferencias para hacer frente “a los grandes temas de la patria sin abandonar la identidad, la legitimidad del derecho a disputar el gobierno”. Por eso, conminó a esos partidos a encolumnarse en la disputa con los fondos buitres y frente a los diversos ataques que sufren las democracias de la región.

En ese marco, señaló que quienes defienden los intereses foráneos ya no consideran importante tener bases militares en el continente, dado que cuentan con “bases mediáticas” y que estás “están dispuestas a bombardear todos los días los proyectos nacionales y populares”.
“Tenemos que tener la grandeza de recordar lo que hizo Belgrano, lo que hizo San Martín, lo que hicieron los patriotas, superar esas diferencias frente a esos grandes temas y, en esos momentos, ser uno solo”, solicitó.

La Presidenta sostuvo además que es necesario “hacer aprendizaje para no cometer errores” y “saber que, por sobre todas las cosas, con todos nuestros defectos, con los desaciertos y errores que seguramente hemos cometido, hemos protagonizado junto a todos los argentinos el mayor proceso de crecimiento económico con inclusión social del que se tenga memoria”.

Asimismo, les comunicó a quienes “aspiran a conducir los destinos de la patria” que “la historia no ese escribe en la crónica de una noticia, ni en la página de un diario, sino que se escribe en el seno del pueblo, en cada barrio, en cada villa, en cada lugar de la patria donde haya un pobre”.
“Por eso, este 20 de junio, para recordar a Belgrano, recordémoslo como un combatiente de la libertad, la independencia, de la nación y del pueblo”, concluyó.

Las obras en el Monumento a la Bandera

Emplazado en el sitio donde Manuel Belgrano izó por primera vez la bandera nacional el 27 de febrero de 1812, el Monumento a la Bandera se inauguró el 20 de junio de 1957, y fue obra de los arquitectos Ángel Guido y Alejandro Bustillo.

Ocupa una superficie de 10.000 m² y contiene tres partes principales: la torre central; el Propileo Triunfal de la Patria y Galería de Honor de las Banderas de América; y el Patio Cívico Monumental que con sus escalinatas une ambos cuerpos arquitectónicos.

En los muros de la Torre se disponen expresiones de Belgrano en tiempos de lucha tendientes a lograr que la Patria fuera una Nación libre e independiente.

En el Propileo se halla la Llama Votiva, homenaje a los miles de hombres que contribuyeron en el proceso emancipatorio de nuestro país. Debajo de ésta se encuentran los restos de un soldado caído en el combate de San Lorenzo

La escalinata del Patio Cívico revive el esfuerzo realizado por los patriotas para organizar el Estado: batallas, acuerdos y pactos. Esta alegoría sugiere la idea del ascenso lento pero seguro.

Los trabajos de recuperación prevén:

Restauración y tratamientos de revestimiento externo

•Intervenciones en revestimiento del monumento: limpieza general, tratamiento de fisuras, consolidación e impermeabilización
•Intervenciones sobre falencias constructivas
•Intervenciones en techo, piso y escalinatas de entrada monumental (Propileo)
•Intervenciones en espacios interiores de la Torre
•Intervenciones en Patio Cívico y Atrio

Accesibilidad al Patio Cívico

•Construcción de rampa para personas con discapacidad
•Colocación de plataforma móvil para elevación de sillas de ruedas, que permita acceder a la Llama Votiva
Reja de protección en Mirador de la Torre
•Reemplazo de reja existente del Mirador de la Torre, por una de acero inoxidable

Sala de las Provincias

•Incorporación de nueva sala interactiva ubicada en el subsuelo de la torre
•Espacio protocolar y educativo, con representación de cada Estado, sus símbolos y elementos culturales
•Sala equipada con telefonía, wifi, cámara de video vigilancia y pantallas táctiles interactivas

Galería de Honor de las Banderas de América

•Incorporación de equipos de aire acondicionado en la Sala de las Banderas

Estudios de diagnóstico del Mástil Mayor y esculturas de bronce

•Diagnóstico de la estructura de esculturas de bronce ubicadas en la Torre y en el Mástil Mayor
•Estudios gammagráficos, con videoscopios, relevamiento fotográfico, recolección de información disponible y evaluaciones numéricas
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: