El ministro Alak (izquierda sentado) junto a los miembros del Tribunal Superior de Justicia, el ministro Martínez y otros funcionarios.
El ministro Julio Alak firmó dos convenios de asistencia y cooperación con el Ministerio de Gobierno y el Tribunal Superior de Justicia. El acuerdo implica obras de infraestructura penitenciaria en las ciudades de Río Gallegos, Caleta Olivia y Pico Truncado. Además proyectan otras cinco alcaidías. También la colaboración para la puesta en marcha de una morguera.


El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, firmó dos convenios de asistencia y cooperación con el Ministerio de Gobierno y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la provincia. El funcionario arribó ayer a la ciudad de Río Gallegos para rubricar los acuerdos para la proyección, construcción y ejecución de las obras de infraestructura penitenciaria en las ciudades de Río Gallegos, Caleta Olivia y Pico Truncado.
El objetivo es continuar con las acciones gubernamentales de cooperación para el desarrollo de políticas penitenciaras respetuosas de la Constitución Nacional y los pactos y tratados internacionales de Derechos Humanos. Se remarcó que los nuevos establecimientos penitenciarios estarán diseñados conforme a los parámetros que determinan las normas internacionales y la legislación nacional, con una ubicación que permita la conservación de los lazos familiares y sociales, infraestructura moderna que aporte seguridad para los internos, el personal y la comunidad, con espacio para la realización de actividades de capacitación y formación, constituyen aspectos esenciales para la reinserción en la comunidad de las personas allí alojadas, señala el convenio.
También otro de los acuerdos con el TSJ fue el comprendido en el “Plan Estratégico del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para el período 2011/2016” en el cual se prevé, entre otros objetivos específicos, fortalecer los sistemas de justicia provinciales y municipales mediante la colaboración en el mejoramiento de su infraestructura, equipamiento y tecnología y la cooperación con la capacitación de los operadores de dichos sistemas. En este marco, se establece que se reparará un morguera a disposición de la Justicia Provincial y Nacional. El vehículo se encuentra en la localidad de El Calafate. El TSJ por su parte proveerá el personal necesario para que el rodado cumpla el servicio de trasladados.
Los acuerdos alcanzados con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación fueron rubricados por parte del TSJ por su presidenta Dra. Clara Salazar, y los vocales Daniel Mauricio Mariani, Enrique Osvaldo Peretti, Alicia de los Angeles Mercau y Paula Ludueña Campos.
En tanto por el Ministerio de Gobierno de la provincia lo hizo el ministro Gustavo Martínez. También participó Patricia Alzúa, funcionaria de la Casa de Santa Cruz en Capital Federal.

Mejoras
Finalizado el encuentro, el ministro Alak destacó los acuerdos alcanzados con el Alto Tribunal y el Gobierno Provincial.
“Con la firma de los convenidos podemos brindar la asistencia técnica necesaria al Gobierno y al Tribunal Superior de Justicia para planificar una serie de unidades penitenciarias que la provincia requiere, a los efectos de descongestionar las comisarías, y así brindamos más y mejor seguridad, formación y capacitación a la vez a los internos. Estas obras permitirán que las fuerzas policiales se dediquen a su tarea específica que es la lucha por la seguridad”, dijo Alak en diálogo con La Opinión Austral.
En cuanto a cómo se encuentra el sistema penitenciario de Santa Cruz comparado con el resto de las provincias, explicó: “Notamos que el sistema está bien, y observamos que desde la administración de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner ha mejorado en todo, no sólo la situación económica de la población, sino que el Estado se ha desendeudado y se ha fortalecido y ha recuperado empresas importantísimas como son YPF y Aerolíneas Argentinas, es decir una recuperación general del Estado. Pero siempre hay mayores demandas de la mejora, que es propio de la condición humana, y por lo tanto, la situación penitenciaria en Santa Cruz está bien, no hay mayores conflictos, notamos un deseo del Tribunal Superior de Justicia y del Gobierno Provincial en mejorar las condiciones de habitabilidad de los privados de la libertad, y afectar a la fuerza de seguridad a las tareas específicas”.

Avance
El ministro Martínez se mostró optimista con los acuerdos, y aseguró que fue “una jornada importante” para la provincia por los convenidos firmados con el Ministerio de Justicia de la Nación y con las máximas autoridades del Tribunal Superior de Justicia. Adelantó que la construcción de las alcaidías para Río Gallegos y Caleta Olivia y la construcción de un módulo más en la penitenciaría de Pico Truncado se concretarán por etapas.
Adelantó que además el ministro Alak les solicitó que comiencen a planificar otras cinco alcaidías más, con el fin de que los detenidos estén privados de su libertad en las localidades cercanas adonde residen sus familias.
“Hemos avanzado con muchos intendentes por el tema de la tierra para la construcción de las alcaidías, y también se avanza en los roles para el área penitenciaria de la Policía con tendencia a crear un servicio penitenciario provincial, o sea como se trabaja a nivel nacional, con una agencia federal penitenciaria. Vamos a recabar esa experiencia, porque si tenemos que crear un servicio penitenciario acorde a los tiempos con la capacitación que debe tener el personal, como también contar con la estructura para los internos para que luego se puedan insertar en la sociedad”, explicó Martínez.
En el caso de la alcaidía para Río Gallegos, explicó que se evaluaron tres predios, uno de ellos cercano a la Escuela de Policía, otro camino a Punta Loyola y la ex chacra Bertossa que forma parte del Banco Residual. Este último terreno fue elegido por los técnicos del Ministerio de Justicia de la Nación para construir la prisión. El mismo cuenta con cerca de 10 hectáreas.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: