El establecimiento manejado por los Hijos del Altísimo subió a más del doble la cuota sin previo aviso, argumentando que deben hacer reparaciones, destapando así un nuevo escándalo en la iglesia evangélica.
El establecimiento manejado por los Hijos del Altísimo subió a más del doble la cuota sin previo aviso, argumentando que deben hacer reparaciones, destapando así un nuevo escándalo en la iglesia evangélica.
Luego que se hiciera público el escándalo por las condiciones edilicias del establecimiento, los dueños y pastores del ICEP decidieron aumentar de un día para el otro formidablemente el valor de las cuotas.
Ayer, padres y docentes se comunicaron con TiempoSur para poner de manifiesto su descontento y revelar que buscarán una vacante en otros establecimientos para sus hijos, debido a que “es tremendo el aumento que pusieron para castigarnos” en el Instituto Cristiano de Educación Patagónico.
El jueves, una sentada de alumnos que se negaron a tener clases en aulas inundadas, con falta de calefacción y goteras, terminó con la expulsión de la docente Johana Ontiveros a quien se habría responsabilizado de haber incentivado a una “revolución”.
A la mañana siguiente, decenas de padres se agolparon en las puertas del establecimiento y tal como se viera en los videos publicados por TiempoSur, el pastor Hernán Cortés no les permitió el ingreso, lo que enervó aún más a los progenitores.
A esto se sumó que una inspección del CPE se vio truncada cuando la vocal por las escuelas privadas, Norma Moralejo, tampoco pudo ingresar a la escuela ya que, tal como se ve en otro video, el pastor se lo prohíbe sin argumento valedero.
Pero sin dudas, la gota que rebalsó el vaso fue que ayer el establecimiento religioso envió una nota a los alumnos informando que se ven “obligados” a subir casi un 200% la cuota.

La nota sostiene que “debido a los hechos de público conocimiento y a fin de mejorar la infraestructura actual y prevenir el futuro deterioro de la misma, nos vemos obligados al aumento de la cuota que estaba desajustada en comparación al largo periodo inflacionario y por incumplimiento del Sr Gobernador de la construcción del edificio propio (Expte Nº 413301/06, fecha 25/4/2007, licitación pública Nº 34/IDUV/2009, como lo establece la Ley Nacional de Educación”
Uno de los padres que se acercó a este diario denunció que hasta antes del arbitrario aumento, pagaba 2.210 pesos por sus cuatro hijos, mientras que ahora la cuota subió a 5.900 pesos
“No nos avisaron. Nadie dio la cara. Esta gente quiere un colegio elitista por eso nos vamos a ir” dijeron, asegurando que concurrirán a las Oficinas de Defensa al Consumidor y otros organismos.
Así las cosas, enviar a un niño a salita de 3 costará 1.480 pesos, mientras que para los niños de primaria se cobrará 1.080 pesos la cuota y si son cinco hijos, unos 830 pesos por cada uno, en tanto que en el nivel secundario la cuota -que estaba 780 pesos- trepó a los 1.680 pesos.
Por otra parte, ayer se conocieron audios de conversaciones entre referentes de la Iglesia que prestan servicios en el ISEP y en los que menosprecian a los alumnos bajo la premisa de que se arrepientan de haber participado de las sentadas.
“Si vos me dijeras que sos un gran estudiante, que tenés notas de 9.98 bueno, ahí hablaríamos de otra cosa, pero vos? Andate a freír papas. Cómo me vas a venir a decir que reparemos la gotera. Vos tenés que venir a ponerte a disposición y arreglarla para que estemos orgullosos de vos”, se escucha

Los métodos de los Hijos
Vale recordar que el surgimiento del establecimiento en cuestión se dio de manera escandalosa cuando, los Hijos del Altísimo quisieron que el Estado les dé un terreno para construir su iglesia, pero además que se la construya y pague los sueldos de sus docentes, cosa que sí pudieron conseguir.
En marzo de 2008, el pastor Cortés y un grupo de sus fieles le impidieron al gobernador Daniel Peralta abandonar la Casa de Gobierno en un hecho sin antecedentes.
Los manifestantes, que ponían a los menores de edad en la primera línea del reclamo coparon la Casa de Gobierno reclamando al mandatario que cumpliera una presunta promesa de campaña, ya que según dicen Peralta se comprometió a otorgarles subvención estatal para el sostenimiento del ISEP
En abril de 2010, el propio Cortés fue quien menoscabó la figura del entonces ministro de Educación, Roberto Borcelli, con un argumento retrógrado, ya que se refirió a una posible homosexualidad, razón por la que el funcionario lo llevó a la Justicia y la condena social cayó sobre la polémica iglesia.
Esta conceptualización parecería ser habitual entre los Hijos del Altísimo, ya que según relató ayer la docente echada “en la escuela se hacen charlas sobre sexualidad pero les dicen a los chicos que ser homosexual, gay o lesbiana es una perversión”
Vale mencionar que el último escándalo público de los Hijos del Altísimo fue cuando se los denunció por no pagar impuestos y negarse a ponerse al día con una deuda de dos años con la comuna.
La iglesia “Hijos del Altísimo” es una congregación evangélica que tiene fuerte penetración en casi todas las provincias del interior del país pero su mayor auge se da en la Patagonia.
La iglesia experimentó un vertiginoso crecimiento a partir de la apertura de decenas de templos, radios y establecimientos escolares en los que, consiguen la subvención del Estado para que se haga cargo del personal docente, por debajo del escalafón de las escuelas públicas y con fechas de pago que oscilan el 20 de cada mes.

TIEMPO SUR
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: