NEUQUEN .-El animal se salvó de milagro, aunque sufrió algunas lesiones severas, mientras que murió uno de sus cachorros. El agente alegó que había mordido.
Una perra callejera, que estaba junto a sus cachorros, salvó su vida de milagro después que un oficial de policía descargara el cargador de su arma contra el indefenso animal.

Y claro, a la perrita la bautizaron "Milagros". El oficial alegó que la perra había mordido a su perro.

El atacante es Maximiliano Mellado, de 26 años, fue suspendido de sus labores y el departamento de Asuntos Internos de la Jefatura le inició un sumario.

Por su parte, la fiscalía de la localidad de Centenario, en Neuquén, donde ocurrieron los hechos, instruyó una causa por abuso de armas.

Mientras que la perra fue rescatada por un grupo de vecinos que de inmediato la bautizó como "Milagros".

Más tarde fue llevada al refugio San Roque, de la cercana localidad de Cinco Saltos, donde un veterinario la salvó de la muerte.

Por los disparos, la perra perdió un ojo, parte de la lengua y recibió varios impactos en el cuerpo.

Uno de sus seis cachorros murió baleado y los otros cinco se encuentran bien aunque en hogares sustitutos.

Según comunicaron desde el refugio, el estado de "Milagros" es muy delicado pero tiene probabilidades de sobrevivir.

En tanto que Mellado deberá esperar la resolución de Asuntos Internos sobre su caso. En lo formal fue pasado a "disponibilidad".

Los vecinos del barrio donde vive el policia denunciaron que en ocasiones el efectivo festejaba los goles de su equipo, River, disparando al aire.

De modo que esta no es la primera vez que provoca pánico entre la gente. Un comunicado de la policía rionegrina calificó de "aberrate" al hecho y lo definió como una conducta "que no refleja los lineamientos institucionales y los valores que pregona la Fuerza".

Axact

TNC

R1U

COMENTAR: