Se trata de James Harrison, quien inventó una inyección para las embarazadas cuya sangre no es compatible a la de sus bebés. El anciano, de 78 años, dona sangre todas las semanas.

Lo llaman "el hombre del brazo de oro". Además de haber donado plasma sanguíneo casi todas las semanas en los últimos 60 años, su sangre tiene un anticuerpo inusual que fue determinante para crear la inyección comunmente conocida como Anti-D, la cual se les da a las mujeres embarazadas que tienen Rh sanguíneo negativo cuando su bebé tiene el Rh positivo para que no generen anticuerpos que ataquen al bebé.

"Australia fue uno de los primeros países en descubrir a un donante de sangre con este anticuerpo, así que fue bastante revolucionario en ese tiempo", explicó Jemma Falkenmire, del Servicio de Sangre de la Cruz Roja Australiana.

"En 1951, me sometí a una operación de pecho en la que me extrajeron un pulmón... tenía 14 años", recuerda Harrison, quien ahora tiene 78 años.

"Cuando salí de la operación, o un par de días después, mi padre me explicó lo que había ocurrido. Dijo que yo había recibido 13 unidades (litros) de sangre y que personas desconocidas me habían salvado la vida. Él mismo era un donante, así que dije que cuando yo fuera lo suficientemente mayor, me convertiría en un donante de sangre".

"En Australia, hasta alrededor de 1967, morían literalmente miles de bebés al año, los doctores no sabían por qué y era terrible", explica Jemma Falkenmire, del Servicio de Sangre de la Cruz Roja Australiana. "Las mujeres experimentaban numerosos abortos y los bebés nacían con daño cerebral".

No hay dudas que la sangre de Harrison es valiosa. A él y a la inyección Anti-D se le atribuye el haber salvado las vidas de más de 2 millones de bebés, según el servicio de sangre de la Cruz Roja Australiana: se trata de un hombre que ha salvado 2 millones de vidas.

"Cada bolsa de sangre es valiosa, pero la sangre de James es particularmente extraordinaria", dice Falkenmire. "Su sangre en realidad es utilizada para producir un medicamento que salva vidas, el cual es administrado a las madres cuya sangre está en riesgo de atacar a sus bebés no natos. Cada lote de Anti-D que alguna vez haya sido hecho en Australia ha provenido de la sangre de James.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: