Desde hace más de 120 días las comunidades Qom, Pilagá, Nivaclé y Wichí vienen sosteniendo un acampe en la intersección de 9 de Julio y Avenida de Mayo en la Ciudad de Buenos Aires, buscando ser recibidos por las autoridades del Gobierno Nacional para solucionar una serie de problemas que giran alrededor de su territorio ancestral; y agotadas las instancias de reclamo en Formosa, donde más que soluciones han sufrido represión y persecuciones.

Las autoridades nacionales siguen sin recibirlos, priorizando su acuerdo político con Gildo Insfrán, quién gobierna la provincia desde hace 20 años.

Argentina está inmersa en el debate electoral donde se elegirán autoridades (y políticas) para los próximos 4 años, pero los Pueblos Originarios y su larga lista de reclamos y postergaciones no figuran en ninguna “agenda de campaña”...

En este registro colaboraron compañeros de RAF: Red de Acción Fotográfica.

Axact

TNC

R1U

COMENTAR: