Así lo indicó Soledad Sarruf, una de las vecinas de Rio Turbio que a través de una campaña solidaria consiguieron dos equipos de hemodiálisis para el hospital público. Estuvo reunida con el Ministro de Salud, Dr. Roberto Ortiz, que inicio las gestiones para el arribo de los profesionales necesarios para el servicio, como así también el acondicionamiento edilicio.




El principio que marca a la salud pública como una construcción colectiva, denota el compromiso de distintos sectores en pos de generación, fortalecimiento y mantenimiento de un servicio que se entiende es de todos y para todos, pero principalmente para los sectores que menos tienen. En Santa Cruz, las distancias y las condiciones climáticas son factores que dificultan tratamientos en hospitales de mayor complejidad y estas fueron algunas de las razones, además de los lazos familiares, que llevaron a un grupo de vecinos de Rio Turbio a llevar adelante una campaña solidaria para tener en la localidad una sala de hemodiálisis. Una de ellos es Soledad Sarruf, hija de un paciente que debe trasladarse regularmente a la capital provincial para recibir su tratamiento. “Es muy difícil y cansadora esta situación, sabemos que es por su salud pero tampoco le hace bien estar lejos nuestro”, dijo Sarruf al comienzo de la entrevista, sin disimular su preocupación pero mostrándose entera por la campaña iniciada el 8 de junio y que ya le está dando frutos. “A poco más de un mes ya tenemos comprometidos dos equipos completos de hemodiálisis y cuatro sillones, además de los profesionales para hacerse cargo del servicio”, sostuvo emocionada.

En este sentido, hay que destacar que en su paso por la Cuenca Carbonífera, el Ministro de Salud, Dr. Roberto Ortiz, se reunió con este grupo de vecinos para informarles que ya se iniciaron las gestiones para traer los profesionales necesarios, como así también las mejoras edilicias para la optimización del servicio. “Por eso estamos tan agradecidos, sabemos que tenemos el apoyo del Gobernador, del Ministro y sobre todo de los vecinos de la Cuenca”, dijo Sarruf remarcando que la campaña finaliza el 10 de agosto y que en 60 días aproximadamente estarían llegando los equipos. Cabe destacar que estos fueron donados por la Asociación de Trabajadores del Estado de Rio Turbio (ATE) y la Obra Social de Yacimientos Carboníferos (OSYC).

Sarruf señalo además que “es difícil la distancia, hay personas que viven mucho tiempo en un hotel mientras dura el tratamiento y se encuentran muchas veces sin la contención familiar”, agregando que “esto nos impulso a hacer algo y acá estamos, pronto a hacer realidad un sueño”. Agradeció el acompañamiento de todos los vecinos de Rio Turbio y 28 de Noviembre, como así también de distintas instituciones que colaboran con la campaña, “acá el único interés es el bien común, demostramos que no solo hay que reclamar sino buscar las alternativas para construir entre todos, esto no solo es para nosotros sino algo que queda para la comunidad y todo aquel que en un futuro necesite del servicio”.

Por su parte, el director del nosocomio, Dr. Javier López, sostuvo que “queremos ir despacio, pero a paso firme, para que esto se pueda concretar. Se trata de una necesidad de muchos pacientes en la Cuenca, así que estamos trabajando en ese sentido con el Ministerio de Salud y otras instituciones, como ATE y OSYC, que compraron un equipo dializador cada una. Desde ya, agradezco a Mario Castillo y a Luis Daldini por esta gestión. En unos 60 días, ambos equipos llegarían al hospital, y ya estamos pensando cómo acondicionar el área para que funcione el servicio. En cuanto al recurso humano, también nos estamos poniendo en contacto con profesionales y técnicos de otras provincias y de Río Gallegos. No pasa solo por una cuestión económica, sino que buscamos que vengan y se sientan cómodos acá. Por otro lado, quiero felicitar la iniciativa de la vecina Soledad Sarruff, quien se movilizó por un problema familiar, pero que se puso a trabajar para toda la comunidad para conseguir este servicio”.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: