Una persecución policial en Lanús terminó de una forma insólita: los detenidos eran policías que estaban... corriendo picadas. Y los que los detuvieron eran sus propios compañeros. Tras el escándalo, fueron desafectados.

Ocurrió en Lanús y los diálogos de los móviles a los que tuvo acceso TN generan indignación.

-Un auto negro de alta gama para el lado de San Martín.

-Ya lo paramos. Son dos efectivos policiales jugado picadas. Lo conozco, labura acá con nosotros

-¡Ah bueno! ¿Quiénes son Miguel?

-No, no corresponde... no, no corresponde.

-¿Elevo una nota?

-Ya los liberé

-Habría que cagarlos a trompradas.

-Estaría, estaría...

Tras conocerse el audio, los policías -los que corrían las picadas y los que los dejaron ir- fueron desafectados de la Policía.

Axact

TNC

R1U

COMENTAR: