Dr. Carlos Narvarte, juez de Instrucción en lo Penal de El Calafate. (Foto: Ahora Calafate)
El juez de Instrucción en lo Penal, Dr. Carlos Narvarte, dispuso que el acusado, de apellido Hernández, quede detenido y procesado. Además elevó al fuero federal una causa por acopio de armas encontradas en su casa durante un allanamiento en su vivienda.

El juez de Instrucción en lo Penal de El Calafate, Dr. Carlos Narvarte, dispuso prisión preventiva para un comerciante, de apellido Hernández, que se encuentra detenido desde el pasado 20 de junio acusado de violencia de género. Cabe recordar que durante la detención a este sujeto se le encontró un arma adentro de su camioneta, la cual estaba en la vía pública.

Por este motivo, el juez ordenó allanar la vivienda familiar, procedimiento en el que se encontraron unas 30 armas, algunas de las cuales son de tenencia prohibida, precisó el magistrado.

Debido a estos resultados, el Dr. Narvarte decidió unificar la causa de violencia de género con la de portación de arma y resolvió dictar el procesamiento con prisión preventiva del hombre, quien permanece en la Comisaría Primera de El Calafate.

El magistrado procesó a Hernández por lesiones leves calificadas por el vínculo y portación de arma (la que se secuestró en su rodado).

Ambos delitos al ser unificados en una causa (en concurso real) sumarían una pena superior a los ocho años, por lo que se decidió el procesamiento con prisión preventiva.

Además el juez reveló que se encontró documentación de un arma que no está entre las que fueron secuestradas en el allanamiento a su casa, por lo cual consideró que si el hombre fuese dejado en libertad “existiría un riesgo de que la use”.

“Estamos hablando de un delito de violencia y amenazas, y entiendo que (el arma faltante) puede ser un elemento a utilizar, con lo cual a los fines de eludir el accionar de la Justicia o entorpecer la investigación dicté la prisión preventiva”, explicó el magistrado.

Según indica el portal Ahora Calafate, el Dr. Narvarte notificó a las partes de su decisión y ahora se espera que el abogado defensor presente una apelación al Juzgado de Recursos para que revea lo que dispuso Narvarte.

Finalmente el titular del Juzgado de Instrucción indicó que la cantidad y características de las armas encontradas configuran el delito de acopio de armas. Por tratarse de un delito federal, se declaró incompetente y elevó todo lo actuado al Juzgado Federal de Río Gallegos.


Ahora Calafate
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: