Un saqueo en San Felix, al sur de Venezuela, dejó un saldo de un muerto y 30 detenidos, en el marco de un desabastecimiento que se acentúa en ciertas áreas de consumo. Los analistas se lo atribuyen a la inflación y a la escasez de alimentos.

Francisco Rangel, el gobernador oficialista del estado venezolano, confirmó el fallecimiento de un joven de 21 años. No obstante, comentó que "todo ya está normalizado".

"Los cuerpos de inteligencia están trabajando. Vamos a ir al fondo de este vil asesinato que generó conmoción en el país", expresó Rangel en una entrevista con el canal Globovisión.

"Mañana vamos a multiplicar la cantidad de alimentos que vamos a tener en todos estos sectores con la seguridad debida, por supuesto", sostuvo el gobernador, quien reveló que el presidente Nicolás Maduro lo llamó para manifestarle su preocupación por lo sucedido.

"Estamos revisando qué pasó en esta visita y, sin duda alguna, vamos a llegar al fin de esto y le vamos a garantizar a la población su tranquilidad, su alimentación, pero también vamos a ir al fondo para hacer justicia con este ser humano que se lo llevaron", concluyó.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: