En una conferencia de prensa posterior al multitudinario acto en el Socios Fundadores, el actual secretario Legal y Técnico de la Nación, candidato a la vicepresidencia, Carlos Zannini, fue consultado por su posición respecto a la explotación minera.

Señaló que acababa de participar en un congreso en San Juan que reunió a las provincias mineras y sostuvo que la historia de la minería es la historia del mundo. "Se habla de la edad de piedra, la edad de hierro, la edad de bronce", enfatizó para señalar que todo ello alude a la minería y que el desarrollo del hombre está basado en dicha actividad.

Sin embargo, admitió que el medioambiente a veces es agredido por la actividad y que eso es lo que no hay que hacer, con lo que el modelo debe estar basado en un Estado con capacidad de regulación para establecer reglas claras de cómo deben hacerse las cosas, además de capacidad de inspección para ver si la actividad se ajusta a la regulación y mandas legales, y con un empresariado que no priorice la ganancia sino respeta el entorno.

"La agresión al medioambiente se produce muchas veces por abaratar costos. Si uno pone regulación e inspección, la actividad minera tiene que ser una actividad sana porque da trabajo, produce bienes y es la base de la industria que transforma las cosas que provienen de la minería", subrayó el candidato a la Vicepresidencia para indicar que el país no debe contentarse con tener la actividad, sino transformar además "porque el mundo es hostil a quienes están exportando solo su materia prima. El mundo, nosotros, necesitamos transformar en Argentina porque agregar valor a lo que se saca como minería es una fuente de trabajo y riqueza", planteó.

Por dar un ejemplo, Zannini dijo que en vez de que se purifique el oro en Sudáfrica, prefiere que esa actividad se haga en el país sumando un punto más de actividad, trasladando los mismos términos al petróleo.

En materia medioambiental dijo que hay una actitud que consideró "mentirosa", al indicar que el solo hecho de estar viviendo puede provocar un daño al medioambiente. Citó por caso la falta de tratamiento o reciclaje de los residuos, como un ejemplo de que toda la actividad humana tiene impacto.

Además trajo a colación una encíclica papal en referencia a la ecología, advirtiendo que el propio Francisco considera que "no puede ser que algunos se rasguen las vestiduras porque hay un animalito en peligro y no tengan en cuenta que en el mundo hay trata de personas. Hay que ser coherente con el reclamo. Yo creo que no puede haber actividad minera si no hay buena regulación e inspección con poder del Estado", insistió.

Expuso que se trata de un equilibrio a partir de un fortalecimiento de la política con miras al bien común y no decidir desde la ganancia pura. "Es cuestión de equilibrio; no puedo tener una visión cerrada por la minería que permita que se destruya un lugar, pero si se hace con cuidado del medioambiente bienvenida sea porque crea trabajo y actividad", consideró.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: