El ex vicegobernador de Santa Cruz visitó los estudios de InfobaeTV. Afirmó que Massa "sería el mejor presidente" y que "Lázaro Báez terminará preso". Qué dijo sobre el futuro político de Cristina Kirchner.

A Eduardo Arnold, ex vicegobernador de Santa Cuz durante dos períodos con Néstor Kirchner en los 90, le dicen "chiquito" irónicamente por su altura. Sin embargo, no se achica nunca. Considera que "el kirchnerismo dañó mucho al país" y que espera que dejemos atrás "la lógica de amigo y enemigo y la confrontación".

Dice que "Sergio Massa sería el mejor presidente", que respeta mucho a Francisco de Narváez, que le hubiera gustado un acuerdo electoral con Mauricio Macri y que en las PASO "hubo fraude en muchos lugares", dando aire así a las denuncias de Felipe Solá sobre lo ocurrido en territorio bonaerense.

Pese a que sostiene que Macri "cambia de opinión muy seguido y no formula propuestas", reconoció: "Me hubiera gustado el acuerdo con Macri. Era la garantía de sacar al kirchnerismo".

Arnold también dijo que no ve a Scioli presidente. "Si ocurriera lo que advierto es que puede haber problemas porque son muy distintos. Zannini es muy inteligente pero muy siniestro. Desde 1987 es el cerebro de los Kirchner. Zannini es más Cristina que Néstor. Veo mucho ruido ahí", dice el ex diputado nacional tras reconocer que con Scioli hace mucho tiempo que no hablan pese a que tenían muy buen trato. "Me escuchó criticar duro al kirchnerismo en dos o tres oportunidades y nunca más me atendió el teléfono".

Afirma que "Lázaro Baéz va a terminar preso" y que "es increíble que Ricardo Jaime y Rudy Ulloa Igor no estén presos. Son los nuevos ricos".

Sostiene que Máximo "nunca explicitó ideas", que Eduardo Costa será el próximo gobernador de Santa Cruz pese a que habrá ley de lemas para todos los cargos y eso hace al kirchnerismo más competitivo. "Manejan el Superior Tribunal de Justicia, no habrá lugar para las apelaciones", dijo respecto a los planteos de la oposición".

También manifestó que supone que Alicia Kirchner sacará más votos que el gobernador Daniel Peralta, aunque él votará por Costa. "Como peronista no es ser desleal. Hoy es una necesidad. No pierdo mi identidad peronista por hacerlo", explicó.

Arnold también tuvo palabras elogiosas con el dirigente radical Héctor Roquel, candidato a diputado nacional por el frente electoral opositor en la provincia. "Fue un intendente de Río Gallegos prolijo y honesto al que nadie le puede decir nada".

Dice que "Río Gallegos es la muestra del desgobierno del kirchnerismo en la provincia", pero marca que en las PASO "los pueblos petroleros de la zona norte votaron por Máximo y eso es porque no lo conocen. Nunca dijo ni hizo absolutamente nada".

En cuanto al futuro, sostuvo: "No creo que Máximo aprenda lo que no aprendió nunca. Terminó el secundario porque ningún profesor quería aplazar al hijo del gobernador. Después quiso estudiar periodismo deportivo y no pudo. Luego derecho, y menos".

Sobre el futuro de la Presidente tras el 10 de diciembre dijo que "a Cristina cuando deje de ser reina no la vemos más". En este sentido, alude a su silencio con las últimas inundaciones como "cada vez que hay problemas" y dice que "Cristina no sabe enfrentar los problemas. Es muy ansiosa".

Recuerda que tras los allanamientos a la inmobiliaria que administra los negocios particulares de la Presidente "hay cosas aberrantes. Otra vez hay bolsos con dinero, cajones mal cerrados y números que no cierran".

Dice que "los negocios de la familia los maneja Sanfelice que tiene campos en Río Negro, complejos turísticos y demás" y que "a Carlos Sancho lo llaman "el pavo" en Santa Cruz y "sólo cumple órdenes".
Recuerda que cuando enfrentó al postulante de Néstor Kirchner en 2007 como candidato a gobernador en la provincia, los amigos le pedían "que no fuera a la casa por temor a perder el trabajo" y que "Néstor creía en el capitalismo de amigos. Èl quería ser el emperador de América pero tuvo que hacerlo con varios socios como Lázaro Baez que complican mucho a la Presidente".

Finalmente, dijo sin dudar que "Hotesur es una muestra clara de lavado de dinero ya que todos saben que las habitaciones de los hoteles estaban vacías, pero sin embargo facturaron muchísimos millones de dólares. Máximo y Cristina deberán rendir cuentas y deberían devolver lo que se robaron, como propone Massa", sentencia desafiante.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: