El registro 2015 superó el récord de altas temperaturas en los primeros seis meses del año, establecido el año pasado.

La temperatura media en todo el mundo durante los primeros seis meses del 2015 fue de 1,58 ° F superior a la media del siglo 20, lo que es el inicio más caluroso del año en del que se tenga registro .

Este anuncio, de la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA, por sus siglas en inglés), es la última noticia que muestra temperaturas récord en todo el planeta en los últimos años. El registro 2015 superó el récord de altas temperaturas en los primeros seis meses del año, establecido el año pasado. Los máximos históricos se produjeron tanto en tierra como en los océanos.

Durante el mes de junio, el mundo entero estaba más caliente de lo normal, con la excepción de la zona en el Océano Atlántico entre Groenlandia y el Reino Unido. Los científicos observaron un récord de calor en zonas del Pacífico a lo largo del océano y en otras áreas.

La NOAA también observa ese fenómeno climático de El Niño, que se inició a principios de este año, y se espera que dure hasta la primavera de 2016. El Niño normalmente trae una avalancha de lluvia y aumenta las temperaturas globales.

La temperatura media combinada en tierra y en la superficie de los océanos durante julio de 2015 se situó 0,81°C por encima de la media del siglo XX (15,8°C) y sobrepasó en 0,08 grados el récord precedente, establecido en julio de 1998.

Julio, que en promedio suele ser el mes más caluroso del año, tuvo este año una temperatura mundial de 16,61°C. Fue así el mes más cálido de los 1.627 meses que han transcurrido desde que se comenzó a llevar este registro en enero de 1880.

La agencia estadounidense también ha publicado una selección de las anomalías climáticas significativas en este mes y, en el caso de Europa, la zona occidental y central del continente experimentó unas condiciones meteorológicas más cálidas que la media durante esos treinta días, que convirtieron este mes en el más caluroso en España y el tercero en Francia en toda la historia registrada.

En la Antártida, la capa de hielo ha tenido una superficie de 94.600 metros cuadrados más que la media entre los años 1981 y el 2010, lo que supone el cuarto registro más alto desde que comenzaron los registros, aunque ha descendido con respecto al récord de julio del año pasado.

En el Ártico se ha vivido el caso opuesto, y durante este julio la capa de hielo tiene una superficie de 135.000 metros cuadrados menos que la media en ese mismo período, lo que supone el octavo registro más bajo desde 1979, pero el mayor desde el año 2009.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: