En una jornada que se desarrolló con total normalidad, culminaron las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) en las que se impuso la fórmula del FpV, Daniel Scioli y Carlos Zannini, por 12 puntos porcentuales de diferencia con Mauricio Macri de Cambiemos, y tercero resultó Sergio Massa del frente UNA. A las 22 se conocerían los primeros datos oficiales y a la medianoche se comenzaría a tener una tendencia definitiva.

Pese a algunas denuncias mediáticas realizadas por precandidatos de la oposición, desde la la Cámara Nacional Electoral le confirmaron a ámbito.com que no hubo "ninguna denuncia formal por robo de boletas" ni "irregularidades que se hayan repetido en forma sistemática".

Los resultados de las PASO determinarán, entre otros cargos, los candidatos a presidente y vice de la Nación que competirán en las elecciones generales del 25 octubre próximo. Además, los candidatos a algunas gobernaciones, diputados, senadores nacionales y parlamentarios del Mercosur, categoría que se votará por primera vez en el país, tras haberse modificado la legislación electoral en 2014.

Desde el área de Difusión de la Cámara Nacional Electoral, Ezequiel Quinteros confirmó a ámbito.com que como es habitual hubo algunas demoras para constituir las mesas, aunque indicó que la última en abrirse fue a las 9.45.

En el inicio de la jornada se registraron demoras en las aperturas de las mesas en las localidades bonaerenses de Lanús, Benavidez, Avellaneda, Palomar, y Esteban Echeverría, así como también en la provincia de Santa Fe.

En Avellaneda, por ejemplo tres votantes no quisieron entrar y esperaron bajo la lluvia porque les advirtieron que el primero que votaba iba a ser designado como autoridad de mesa porque no había llegado el encargado.

Por su parte, Sebastián Schimmel, secretario de Actuación Electoral en la Cámara Nacional Electoral, afirmó sobre la provincia de Buenos Aires: "Advertimos una pequeña demora, unos pocos minutos en las zonas afectadas. No va a tener ninguna incidencia en el desarrollo. Confiamos en que no va a tener consecuencias".

El director nacional electoral, Alejandro Tullio, afirmó que "todo se desarrolló con absoluta normalidad".

Asimismo, el responsable de la Dirección Nacional Electoral informó, en declaraciones a radio Provincia, que se desplazaron 96 mil efectivos de seguridad para garantizar el comicio y añadió que "toda la maquinaria al servicio de las elecciones debe coordinarse adecuadamente".

Por último, Tullio expresó que a partir de las 22 horas se conocerán los primeros datos y a las 24 horas se sabrá la tendencia de los resultados.

Serán 15 los precandidatos presidenciales que deberán superar el piso mínimo establecido que equivale al 1,5 por ciento de los votos válidos emitidos a nivel nacional para poder competir en la elección general, en representación de 11 espacios de los cuales solamente tres presentarán más de un candidato y tendrán que dirimir la interna.

El número total de electores que estaban habilitados para votar es de 32.064.323, según la información difundida por la Cámara Nacional Electoral y la provincia de Buenos Aires, con 11.867.979 votantes habilitados, es el distrito más trascendente por su peso electoral.

El Frente para la Victoria lleva a Daniel Scioli como único precandidato a la Presidencia, acompañado por el actual secretario de Legal y Técnica del Gobierno, Carlos Zannini, pero observará con expectativa a la provincia de Buenos Aires, donde Aníbal Fernández y Julián Domínguez se disputarán la postulación a gobernador.

El otro foco de atención estaba en el líder del PRO, Mauricio Macri, que como se esperaba ganó la interna del frente Cambiemos a sus pares de la UCR, Ernesto Sanz, y de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y competirá en octubre como candidato presidencial de esa alianza opositora.

Una situación similar es la que enfrentó el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien derrotó en las PASO a José Manuel de la Sota, para definir la candidatura presidencial del frente UNA.








En este caso, tampoco habrá internas bonaerenses dado que UNA presenta como única fórmula para la Gobernación a Felipe Solá y Daniel Arroyo, quienes solo deberán superar el piso del 1,5 por ciento de los votos para llegar a la definición de octubre.

El otro espacio que definirá su fórmula presidencial en las PASO del domingo es el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), en el que se enfrentarán el binomio Jorge Altamira-Carlos Giordano, del Partido Obrero, contra Nicolás Del Caño-Myriam Bregman, del PTS.

También definirán la candidatura a gobernador bonaerense entre las fórmulas de Christian Castillo y Javier Hermosilla (PTS) y de Néstor Pitrola y Rubén Sobrero (PO).

El frente Progresistas llevará como única fórmula presidencial a Margarita Stolbizer y Miguel Ángel Olaviaga, y postula en la provincia de Buenos Aires a Jaime Linares, acompañado por Juan Carlos Pugliese (hijo).

También Compromiso Federal irá a las PASO con una única fórmula presidencial, integrada por Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, y otra para la provincia de Buenos Aires conformada por Eduardo D Onofrio y Ana Savignano.

El Frente Popular lleva a Víctor de Gennaro como precandidato presidencial secundado por Evangelina Codoni, y a Adolfo "Fito" Aguirre como postulante a la Gobernación.

Finalmente, el MST-Nueva Izquierda lleva como precandidato presidencial a Alejandro Bodart y el Nuevo MAS competirá con Manuela Castañeira acompañada por Jorge Ayala.

Por último, el Movimiento de Acción Vecinal propondrá como precandidato Raúl Humberto Albarracín junto a Gastón Dib y el Partido Popular impulsará a Mauricio Yattah con María Belén Moretta como candidata a vice.

Buenos Aires no será la única provincia que tendrá PASO para definir las candidaturas a gobernador, también deberán pasar por ese filtro Entre Ríos, Chubut, Catamarca, San Juan y San Luis.

Sin embargo, las primarias presidenciales serán el centro de atención dado que todos los partidos la tomarán como una especie de gran relevamiento electoral de cara a octubre, cuando no como una suerte de primera vuelta que ordenará el tablero.

En el PRO, según supo NA, la aplicación móvil que utilizarán los fiscales generales de cada zona (innovación con la que esperan sortear cualquier eventual problema de fiscalización) permitirá cargar la cantidad de votantes y los resultados de cada mesa, dejando a las PASO como una encuesta.

El Frente para la Victoria, en cambio, abraza el sueño de que las primarias terminen funcionando como una primera vuelta que ordene todos los votos oficialistas y opositores (consagrando la polarización) y le permita una definición en octubre que no requiera de la instancia decisoria del balotaje.

La realización de los comicios encontró algunas dificultades en las últimas horas debido a las intensas lluvias y debido a las inundaciones en algunas zonas bonaerenses, la Secretaría Electoral de la Provincia trasladó 18 centros de votación a otros establecimientos.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: