Con el cierre de listas cada vez más cerca, los diferentes espacios políticos provinciales empiezan a diagramar estrategias para la batalla final que se librará el próximo 25 de octubre. Las condicionalidades que la realidad de la ultima elección disparó sobre las actuales conformaciones, parecen ser más profundas de lo que las posturas mediáticas quieren evitar que se filtre.

La sorpresa que genero el 44,5% de los votos que el Frente para la Victoria logró alcanzar en la figura de Máximo Kirchner, asusto a dirigentes de todas las estructuras de manera transversal, incluso dentro del propio FPV. Un microclima previo hacia pensar en una elección en que el primogénito presidencial no superaría el 30% de los votos, o como mucho llegaría cerca del 35%. Ese microclima se hizo trizas la noche del domingo en las propias narices de los políticos, los opinadores de café, y una gran cantidad de medios y periodistas.

¿Qué pasó?

El domingo de las elecciones luego de votar, el actual gobernador Daniel Peralta aseguraba que todavía su campaña no había empezado y que en la elección que se llevaba a cabo él no tenía candidato. La información con la que contaba el gobernador, era que Máximo Kirchner estaba haciendo una elección por debajo del 35% y que el corte de boleta era muy grande, mientras ponía cara de distraído. Esa misma tarde llamó a Roberto Giubetich, quién le confirmaba según los datos que contaba, que el FPV estaba haciendo una mala elección lo cual era como maná del cielo para Costa y Peralta. La ecuación era fácil, una mala elección de Máximo, ponía en duda que la candidatura de Alicia tuviera buen destino.

Desde las cercanías de Máximo había optimismo, pero muy reservado. El núcleo más duro que lo rodea y acompañó durante la campaña, sabia que el ambiente que se fue generando durante la campaña se iba a notar en las urnas. Los mismos querían que encuestas que Máximo tenía en su poder, se dieran a conocer pero este se negó. Sus palabras fueron “que no nos vean venir, dejemos que Clarín y los diferentes medios queden en falsa escuadra”. Kirchner hijo parece tener objetivos que trascienden lo electoral. Parece tener una cuestión personal con los medios de comunicación y con ciertas normas establecidas en el mundo de la política y el periodismo, que son conocidas como las “reglas del juego”.

En el bunker de la extinta UCR, que lleva el insípido nombre de Cambiemos, hasta las 18 horas se vivía todo de manera muy alegre. Mientras los resultados de Río Gallegos a medida que se iban conociendo desataban gritos y palmas, los del interior todavía no llegaban, a no ser por mesas aisladas llegaban vía sms. La algarabía inicial fue cediendo a medida que empezaron a llegar los resultados de las diferentes localidades, el ruido comenzó a dejar paso a un silencio incómodo. Cuando los resultados de zona norte empezaron a ser tendencia, mientras Roquel hablaba con su hijo, pudo observarse la cara de un Eduardo Costa que no salía de su asombro cuando en Caleta Olivia se confirmó el triunfo de Kirchner. Lo que parecía ser un domingo cualquiera se transformo en un dolor de cabeza cuando cayeron localidades como Las Heras Y Pico Truncado en manos del FPV. A Costa ya no le importaba la suerte de Roquel, sino cual era el impacto que esto podía tener en su tercer intento por hacerse del poder político provincial.

Lejos quedaba la frase de Eduardo Costa a Roquel cuando promediaba la tarde del domingo donde muy suelto le dijo: “ Preparate Pirincho que hoy te garch….. al hijo de dos presidentes”. Cuentan los presentes que estas palabras no fueron bien recibidas por Pirincho, pero si por el encargado de prensa de Costa quien soltó una carcajada estridente en honor a las palabras de su jefe. Fue el mismo dueño del Hipertehuelche quien dijo que había que festejar, aunque los festejos fueron cortos y tímidos. En el aire sobrevolaba la diferencia de más de 17 mil votos entre Máximo Kirchner y Héctor Roquel.

Que va a pasar

De cara a Octubre tras la reconfiguración que sigue generando el resultado de las PASO, habrá que ver como los diferentes sectores establecen prioridades y nombres.

Desde el FPV la mayor incógnita es quien acompañará a Alicia Kirchner, y cuales serán sus candidatos para Caleta y Río Gallegos. Juan Vázquez, intendente de Gregores, donde Máximo alcanzó el 62% de los votos, Pablo González, actual senador y buen alumno de Néstor y Cristina, y los dos sanjulianenses, aunque algo devaluados luego de las elecciones, Gleadel y Leo Álvarez son quienes suenan para acompañar en la formula a Alicia.

Por el lado de Eduardo Costa los nombres que más sonaban eran el de Cifuentes y el de Pedro Muñoz, pero luego del domingo son el “Colo” Pérez y José Blassiotto, quienes ganaron espacio para acompañar al actual diputado nacional. Aunque el sector más identificado con lo que fuera la UCR, solo admitiría que Pérez sea candidato a gobernador dentro del lema y propondrían a Prades o Gardonio como posibles vicegobernadores.

Quien no suelta prenda sobre quien podría acompañarlo es Daniel Peralta. Los más cercanos a Peralta aseguran que será una grata sorpresa, y se trataría de un empresario joven del interior provincial. Los intendentes de 28, Los Antiguos y Puerto Santa Cruz habrían propuesto a Mabel García, actual intendenta de Perito Moreno, pero Gabriela Peralta la habría vetado por la elección que hizo el FPV en esa ciudad.

Así las cosas, este es el actual tablero provincial, el próximo 5 de septiembre se dilucidan las fichas que jugará cada uno para las elecciones del 25 de octubre.



BIEN AL SUR
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: