Al cumplirse un año del trágico fallecimiento de la pequeña, sus padres permanecen detenidos a la espera del juicio oral que comenzaría en octubre con más de 30 testigos para declarar. Se culpan entre ellos por el fallecimiento de la pequeña.

El caso que conmocionó a los vecinos de Río Gallegos cumplió un año desde el día en que se conoció la muerte de la pequeña Abigail, de sólo un año, por responsabilidad de sus padres.

A un año del fallecimiento, los padres se encuentran en una complicada situación, detenidos y enfrentados en sus dichos, cada uno culpando al otro por la muerte de la pequeña.

En las últimas horas se supo que el juicio oral comenzaría en octubre, con más de 30 testigos que serán llamados a declarar para esclarecer el hecho que generó indiganación entre la gente.

Hasta el momento, sólo se conoció la declaración de la madre de la pequeña, Carla Orellano, quien culpó a su pareja por lo sucedido, mientras que él, Carlos Tortelo, no realizó declaraciones hasta el momento, aunque hoy habría hablado por primera vez en una radio local.

A la espera del juicio, la mujer pasa sus días detenida en la seccional Tercera de Río Gallegos, mientras que Carlos Tortelo se aloja en la comisaría Segunda de Puerto San Julián. Se supo que podrían recibir la pena de reclusión perpetua.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: