Luicho, fanático hincha de Boca, tiene 31 años, el mismo tiene discapacidad motora, vive en la localidad de Ingeniero Juárez y cuando se enteró que Boca llegaba a Formosa alimentó dos sueños: ver el partido y conocer a Carlitos.



Vino a la capital, y acompañado por su hermana Ruth, llegaron hasta el hotel casino con el gran objetivo. Vieron al periodista deportivo Roberto Letto y le pidieron “si podía hacer la gestión”.

Letto ingresó al hotel y “cuando Letto volvió, no se con quién habló, pero en cuestión de un minuto salieron a buscarlo a mi hermano y lo hicieron ingresar. Salieron varios jugadores a saludarlo. Tévez lo saludó con un beso, le firmó la camiseta y se sacaron fotos”, agregó la joven.

“Luis le dijo: ´gracias amigo por regalarnos tantas alegrías, sos un genio y la gente te ama; Tévez sonrió y le dijo ‘gracias a vos amigo, sos un capo’”. La emoción crecía.

“Luego vino Gago y demás jugadores, le autografiaron la camiseta, se sacaron fotos, lo trataron muy bien”.

Luis, que vino “especialmente para este acontecimiento, no aguantó la felicidad y la expresó “llorando de tanga alegría. no le cabía el corazón en el pecho. Había cumplido un gran sueño” agregó Ruth. “Mi hermano es un genio; logra cosas imposibles”, finalizó.

Éste es otro capítulo de las anécdotas que dejó el “Apache” en la Formosa Hermosa.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: