Luego de distintas gestiones, la organización gremial trabajó para reubicarlos en otra empresa, tras la ausencia de respuestas por parte de la empresa Mardones


.

Finalmente los compañeros fueron indemnizados y se alistan para comenzar su nueva etapa laboral. Desde el sindicato destacaron que más allá de las dificultades en otras provincias petroleras, donde cientos de trabajadores son despedidos, en Santa Cruz el gremio interviene para impedir la pérdida laboral de sus afiliados.


Desde hace dos semanas, el sindicato de petroleros privados trabajó intensamente para solucionar el despido laboral de los trabajadores Caballero y Ganga quienes cumplían funciones en la empresa “Mardones”, cuyo propietario es el señor Gustavo Mardones, "luego de una decisión poco clara y arbitraria”.

Tras conocer la situación de ambos, el gremio santacruceño puso a disposición la estructura gremial para intervenir e impedir que dos familias queden sin el sustento, ya que la actividad atraviesa por una realidad incierta donde en otros Estados provinciales los despidos se concretan, pero afortunadamente en Santa Cruz, la conducción de Claudio Vidal pregona por evitar que ningún trabajador pierda su puesto laboral.


En este sentido Javier Farías, referente de la comisión, comentó que desde el sindicato realizaron sucesivos intentos de comunicación a la patronal para conocer las causas de los despidos, pero las mismas, fueron abortadas ante la negativa empresarial ya que no se dieron a conocer los motivos reales de la determinación, que hasta el momento no presenta ningún tipo de fundamento. Asimismo, y en este contexto, la situación se agravó con el transcurso de los días ya que la operadora tiene sus base operativa en la ciudad de Buenos Aires y la comunicación con los directivos fue insuficiente para brindar las respuestas correspondientes.


Es por ello, que ambos trabajadores junto a sus compañeros y delegados tomaron la firme decisión de manifestarse frente a las instalaciones de la empresa hasta tanto pudieran recepcionar la garantía de que los compañeros pudieran continuar al frente de sus funciones con las soluciones concretas. Ante este contexto incierto, Farías argumentó en su petición, que lo importante era salvaguardar las fuentes, más allá de la pequeña estructura empresarial donde cumplían funciones, porque lo imprescindible estos casos, son los derechos adquiridos de todos los trabajadores, ya que esta es nuestra responsabilidad para evitar el manoseo y los atropellos.


FINAL FELIZ

Luego de no obtener las respuestas, hoy por la mañana el sindicato logró que los compañeros despedidos sean absorbidos por otra firma corporativa con un desenlace feliz y con la posibilidad además de gestionar la indemnización, por lo que Farías explicó que “estamos muy contentos con el accionar y con el apoyo de los compañeros y con la actitud de este sindicato que impide que se susciten despidos, como lamentablemente están ocurriendo en otras provincias petroleras. Siempre hacemos hincapié que nuestra fortaleza es nuestra forma de trabajar por ser ordenada y en diálogo permanente; y gracias a ello estos compañeros rápidamente podrán comenzar a trabajar en los próximos días.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: