Sus canciones suenan en las radios y hasta han sido incorporadas a la liturgia religiosa en algunas misas. A tal grado de popularidad llegó Abel Pintos en dos décadas de carrera. Y mas allá de premios y recuerdos de tiempos duros que transcurrieron en estos 20 años, el artista -que ahora abre puertas en Europa- siente que tiene grandes motivos para celebrar.
Bajo esa idea nacen sus últimas iniciativas, lanzar un CD+DVD en vivo reflejando el concierto del estadio Unico de La Plata, y festejar sus '20 años de música', desde la primera vez que subió a un escenario a cantar. Hoy, haciendo una mirada retrospectiva sobre estos 20 años, con 8 álbumes cuyas ventas lo catapultaron a la cima de la popularidad, Abel nos cuenta como vive y siente a sus jóvenes 31 años estar tan "curtido en escenarios"
l A horas de que salga a la venta Abel Unico, tu CD+DVD que refleja tu primer gran show de estadio...¿Qué pasa por la cabeza de un artista que levanta la vista y a 360 grados ve toda esa gente reunida coreando sus canciones?
-Es muy conmovedor. Lo que marca este DVD con sus imágenes. Es mucho mas allá de ver la magnitud de la convocatoria de los shows que doy: van a sentir la conexión que se genera con el público. Porque vos podés hacer un concierto en un lugar con 30 mil personas y que en realidad resulte separado el público de lo que ocurre en el escenario. Y en este show está todo integrado. Todo el estadio es escenario del espectáculo. Me pone muy contento que en este material que celebra mis 20 años con la música una de las cosas mas destacables sea el protagonismo que tiene el público en mis shows, la interacción que se da conmigo. Eso le da una dinámica conmovedora al espectáculo. El público contiene perfectamente el espectáculo, prepara para cada canción el ámbito perfecto para lo que esa canción genere en todos, en ellos y nosotros, lo que tiene que generar, que no se pierda detalle. Eso me pone orgulloso del público que me acompaña.



l Abel Unico es una antítesis del disco que hiciste en el cementerio de los indios Quilmes, donde estabas arropado solo por los cerros y el silencio, sin público. Ambos discos repasan carrera pero en contextos absolutamente distintos.
- Son complementarios. Sueño Dorado celebraba los 15 años de mi primera canción. Este Abel Unico celebra 20 años de carrera. Pasaron cosas curiosas en ambos, cosas que los emparentan. Por ejemplo, con El Antigal en Sueño Dorado y en Abel Unico sucede el mismo fenómeno y es igual de conmovedor: En Tucumán, en el cementerio de los indios Quilmes, fue cantar este tema y ver el silencio de la naturaleza y la contemplación de nosotros hacia la naturaleza, que fue tan conmovedora como cantarlo en un estadio como el de La Plata, para 25 mil personas y que te olvides de que está la gente porque se produjo el mismo silencio.En la mezcla del disco lagrimeábamos entre todos, músicos y técnicos incluidos. Porque yo canto El Antigal justo cuando el estadio era un hervidero, donde el público se mezclaba totalmente con la música. Y cuando empiezo a cantar El Antigal se callan todos y yo le pido al técnico que desmuteé (es decir, que le saque el silencio al público) al público y él me dice "está desmuteado". lo que había era silencio genuino. Emoción pura.
l Hablemos de los distintos 'Abeles' que fuiste. Te ha tocado desde épocas de poco trabajo donde dormías en la casa de los productores que te contrataban (a falta de presupuestos para hoteles) hasta este presente exitoso donde llenás estadios y estas metido en la vida de la gente. ¡Hasta en las misas cantan canciones tuyas!
-Uno de los ejemplos mas gráficos que puedo dar de porqué las cosas son como son en relación con la gente y de la tranquilidad y seguridad que tengo arriba de un escenario y lo ajustado que está el equipo técnico y productivo con el que trabajo, es que yo la carrera la forjé y la voy a seguir forjando a base de conciertos. Ese es el momento de la verdad. Los discos empezaron a tener éxito porque mis conciertos tenían éxito. Eso le dio a mi carrera una solidez en sensaciones, no en vanidades, que fue muy valiosa para mí. El ejemplo mas gráfico fue en que en 2002, después de la hecatombre de 2001, fue el año en que menos contratos tuve, solo 12 contratos en todo el año. En años anteriores teníamos 22 contratos solo en enero. Y sin embargo, ese año 2002 hice 130 conciertos, porque era ir y tocar donde sea. No importaba si no había remuneración, tocábamos a beneficio, para los colegios, hicimos una gira de 50 conciertos para chicos que terminaban 5to año y que no tenían plata para contratar un disc jockey... no importa, iba yo y tocaba. Y esa gente ahora viene a mis conciertos y me dicen "vos tocaste en mi fiesta de egresados". Esa gente agradece que vos fueras a tocarles cuando ni ellos ni yo teníamos un mango para nada. Así se asentó mi carrera, en los conciertos, en la ruta y en curtirse en los caminos. Soy, pese a mis 31, un adolescente de mucho conocimiento. Se con la misma seguridad que soy un curtido de esto.




l ¿Hacés algún trabajo espiritual para tener los jugadores bien puestos en la cabeza y no creerte la fama?

-No es que haga un trabajo técnico espiritual, pero cuento sí con una gran contención emocional por parte que la gente que me rodea. Luego hay otro laburo más natural que tiene que ver con las lecturas. Si yo sintiera que tengo que hacer algo para controlar mis niveles de vanidad, le estaría dando entidad a la vanidad y entonces ya no sería genuina mi no vanidad. ¿Se entiende? Soy sencillo o vanidoso como puedo, como me sale naturalmente. La contención la encuentro en mi círculo mas íntimo. Solo quiero que tanta felicidad no se vuelva en mi contra ni me obnubilé ni me estresé. Me siento agradecido porque soy feliz.
l ¿En ese círculo íntimo de contención hay alguna pareja?

-Hay amor de muchas formas. Pero si la pregunta concreta es si estoy en pareja, no estoy en pareja.




Axact

TNC

R1U

COMENTAR: