Gracias a las nuevas técnicas de impresión 3D, cada vez es más sencillo fabricar varios drones clónicos y echarlos a volar sin miedo a quedarnos sin "juguete", pero a pocos se les ocurre juntarlos para construir una auténtica aeronave. Es el caso del drone casero de este vídeo, que, como si de una versión mejorada del drone pilotado se tratara, es capaz de levantar el vuelo a varios metros de altura, para disfrute del divertido piloto que lleva a bordo.

Bautizado como 'The Swarm' en honor a su estructura hexagonal y al sonido que emite al despegar, muy similar al zumbido de las abejas de una colmena, se trata de un drone casero capaz de alzar el vuelo con un piloto a bordo, si bien éste no tiene demasiado control sobre el pilotaje.

El vehículo se compone de 54 pequeños drones a modo de hélices que le permiten levantar un peso de hasta 164 kilogramos.

Aunque el drone ofrece una potencia y estabilidad mayor que la de su antecesor, su principal handicap sigue siendo la autonomía, puesto que sus baterías de polímero de litio solo proporcionan 10 minutos de vuelo.

Axact

TNC

R1U

COMENTAR: