Foto: ilustrativa
El efectivo que prestaba servicios en la Alcaidía de Río Gallegos fue detenido acusado por el delito de abuso sexual sin acceso carnal gravemente ultrajante agravado por el vínculo. La madre de la supuesta víctima había efectuado la denuncia en octubre del año pasado.


Durante el mes de octubre del 2014 la madre de la nena tomó coraje y denunció a su ex pareja, debido a que su pequeña le habría manifestado que éste la abusaba, este martes cerca de cumplirse los diez meses de radicada, se conoció que por una orden emitida por el Juzgado de Instrucción Nº 3, interviniente en la causa, que en la jornada del lunes, el personal de la Seccional Tercera de Río Gallegos se presentó en la casa y procedió a la detención y trasladado a una dependencia policial de esta ciudad informó Tiempo Sur.

Además se pudo saber que en la jornada de este martes, fue llevado al Juzgado interviniente, donde fue indagado y a su regreso a la dependencia, donde quedó alojado a la espera de conocer su suerte judicial. El hombre está acusado por el delito de abuso sexual sin acceso carnal gravemente ultrajante agravado por el vínculo.

El día 3 de octubre de 2014 la madre de la nena salió de trabajar, se subió a su auto con dirección a su vivienda, en su trayecto pasó por la plaza San Martín donde se encontraban sus dos hijas de 3 y 1 años junto a su padre "cuando escuché que mi hija de tres años al verme me gritó de una manera extraña".

En este contexto, siguió relatando que detuvo su marcha, estacionó y se acercó dónde estaban sus hijas con su padre, allí la de tres años le mostró unas cosas que le había comprado su papá "me pareció raro", contó, agregando que como la nena estaba sucia "nos fuimos a mi casa con su padre".

Al llegar Valeria le dice a su hija que la iba a lavar y después "nos bañamos juntas y me contestó que bueno". Valeria tomó a su hija, la llevó al baño donde la lavó "cuando la estaba lavando me dice que le dolía, la sequé, la llevé a la cama, le abrí sus piernitas para pasarle Hipoglós porque pensé que estaba paspada", agregando que la nena hace varios días que venía manifestando que le molestaba "pero nunca me imaginé lo que estaba pasando", señaló.

Cuando Valeria le estaba pasando la crema a su hija, ésta le cuenta que "su papá le bajó los pantalones, la tocó con sus dedos y se masturbó", en este sentido dijo que "le pregunté cinco veces y todas las veces me contó lo mismo".

En el momento que la pequeña le estaba relatando lo sucedido a su madre, su padre se encontraba sentado en la cocina, Valeria salió de la habitación y le preguntó si estaba escuchando lo que la nena contó: "me dice lo único que falta que ahora digas que soy un degenerado, le pegó a la mesa, estaba re enojado y con cara de loco". La nena salió de la pieza y nuevamente le contó a su madre lo ocurrido delante de su padre "pero ni siquiera la miró a la cara y le pedí tres veces que se fuera de mi casa, se puso la ropa de policía –porque trabaja- y se fue", manifestó. Cuando el padre se fue, Valeria comenzó a preguntarle a su hija dónde sucedía el abuso y cuántas veces: "me dijo que fueron muchas veces, a veces en el baño o en la pieza".

Valeria como suele pasar muchas veces no quiso hacer la denuncia ante la policía porque piensa que como su ex pareja es funcionario no se la iban a tomar, es por ello que antes de denunciarlo se asesoró y el día lunes se presentó ante el Juzgado de Instrucción Nº 3 donde radicó la denuncia.

Respecto a ello, contó que le sacaron fotos a su hija en sus partes íntimas y fue revisada por la médica forense. Al día siguiente la llevó al Hospital donde le realizaron análisis vaginales "fue muy feo", manifestó. En este marco dijo que los resultados determinaron que la pequeña fue "abusada, es decir manoseada, sin penetración".
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: