Así definió el Secretario General de Petroleros Privados del Chubut la triste situación que se vive en el Gremio y todo el ámbito laboral por el trágico accidente del jueves de la semana pasada donde perdió la vida un operario de la empresa Justo Otero e hijos en el yacimiento de Tecpetrol en El Tordillo.
“Queremos saber qué es lo que pasó realmente”, indicó.
“Es algo complicado, esto no hay forma de encararlo.
Simplemente hay que estar y pasar el momento, eso es lo que queda en una situación tan difícil, que obligó a reprogramar todas las reuniones que teníamos previstas para la semana, incluido un encuentro importante que se iba a hacer con el Gobernador Martín Buzzi, el Intendente Néstor Di Pierro y el Vice de Comodoro Carlos Linares con todas las partes operativas para asumir un compromiso e ir el 8 de septiembre a la OFEPHI con algo armado en la provincia del Chubut, pero nos está superando lo que ha pasado porque todavía tenemos dos compañeros en gravísimo estado de salud, entonces el ánimo no es mucho para ir a una reunión como se va siempre a pelear los intereses del Trabajador. Sí, estamos tratando de buscar una salida consensuada y esperamos que ese día podamos tener un acuerdo que nos permita a todos ir hasta el 2016”, resumió ‘Loma’.
Y dijo que en la coyuntura local están abocados a esta tarea: “le dedicamos todo el esfuerzo necesario y posible. Me he juntado con diferentes sectores a hablar a la problemática que tenemos y estamos todos a la espera de los resultados que dé a conocer la fiscal, en qué proceso está y cómo viene la investigación. Hay que tener tranquilidad porque hay muchos compañeros golpeados sicológicamente que nosotros no los vemos y se puede pensar que están bien pero en realidad no lo están y la única contención que están teniendo hoy es su familia. Eso hay que ponerlo en la balanza a la hora de dar su declaración en este momento por la crisis que están viviendo. Lo único que pedimos es tranquilidad. Somos los que más interesados estamos de que en esto salga a la luz lo que pasó”, aseguró.
Las negociaciones por la crisis están encaminadas
“Si hoy no tuviésemos esta terrible tragedia que nos golpeó en el corazón del Sindicato Petrolero, podríamos estar diciendo que estamos bien, en un acuerdo en el que estamos bien, que marcha muy bien para el futuro y que estamos cerca de llevarlo a cabo. Le agradecemos al Gobernador por todo lo que ha hecho en estos últimos días, al Viceintendente que nos ha acompañado en distintas reuniones a Buenos Aires y a distintos lugares, con mucha responsabilidad en un momento de crisis que no tiene nada que ver con el crudo, con puestos laborales ni con nada, sino con un incidente en un lugar de trabajo”, describió Ávila.
Y lamentó que “pareciera que salen hoy las recetas mágicas de falta de inversión, de una cosa o de otra cuando realmente para hablar del tema hay que estar en el tema. Es paradójico: hemos estado impidiendo que bajen equipos, que despidan laburantes, pero nunca vamos a exigir que lo haga sin las condiciones que debe tener. El Trabajador sabe de primera mano que este Sindicato le da todas las garantías que la maniobra si corre riesgo, el trabajo se tiene que parar. Después discutiremos si estaba bien o estaba mal”, sostuvo.
La búsqueda de la verdad
Ávila señaló que “acá hubo un accidente y queremos saber qué es, si fue negligencia o qué. Nos podrá gustar o no el informe que dará la fiscal. Después discutiremos los hechos chiquitos que quedan en el medio. Por ahora, rezamos por que los dos compañeros que siguen internados en la ciudad puedan salir, pidiéndole a Dios que ojalá nos tire una mano para que estas familiaspuedan superar este momento difícil y también el que vive la del compañero fallecido”.
Deslizó asimismo que “todos tenemos responsabilidades, y hay que estar a la altura de las circunstancias. Debemos poner la verdad sobre la mesa y defender la verdad. Acá lo único que nos va a ayudar a todos es eso. Si no la sabemos defender, nos va a volver a pasar lo mismo. Lo vamos a hacer acá, como lo hacemos en todos lados. Si el problema fue de la operadora, no tengo ningún miedo de hablar de la operadora. Si fue de la empresa, tampoco e igual si el problema fuera de la gente nuestra. Lo que sí, queremos saber cómo fue”.
Por último reconoció que “hoy todavía hay compañeros muy shockeados que no pueden ir a dar un informe. Todos esos compañeros que no están subiendo están golpeados sicológicamente y la única contención que hoy tienen son la gente que tienen en el hogar para pasar esta crisis de nervios que seguramente deben estar padeciendo”, concluyó.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: