Gabriela vive en Neuquén y rescató a galgos que eran explotados en carreras clandestinas. Luego del hecho, mientras iba a trabajar, fue ferozmente agredida por un grupo de personas que se bajaron de una camioneta. “Estoy mejor. Hace tres semanas se me rompió el coche, caminaba hacia mi trabajo. Cuando voy llegando a una esquina, veo venir una camioneta blanca. Termino de cruzar la calle, siento que la camioneta frena y se abrió la puerta: a los segundo sentí un golpe en las costillas. Caigo arrodillada porque me quedé sin oxígeno, me insultaron, me escupieron y me amenazaron. Que la cortara con los galgueros”, contó la mujer en CN23.

Y siguió: “Después siento un golpe fuertísimo en la boca, me dieron contra la pared, terminaron de insultarme y se fueron. Como tenía mucha sangre me puse una gasa y fui a trabajar. Pero como me dolía, cuando salí del trabajo fui al médico y me hicieron una placa: tenía dos costillas fracturadas. Además como tenía pernos, me tuvieron que hacer dos cirugías en la boca para poder hacerme prótesis”.

Gabriela explicó cómo fue el procedimiento para rescatar a los perros: “Hace unos meses estuvimos en un rescate de galgos. Me incliné por defender a los galgos porque una vez encontré a una perra que les habían pegado un fierrazo en la cabeza porque ya no podía tener crías. Los galgueros son una mafia. He ido a lugares donde los entrenan: los atan a una camioneta y los obligan a correr”.


facebook del delincuente https://www.facebook.com/nicolas.bartolino.3 y la memoria cache de su facebook http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache%3AqnJzOGti1skJ%3Ahttps%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fnicolas.bartolino.3+&cd=2&hl=es&ct=clnk&gl=cl
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: