El Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa lanzó ayer un nuevo paro de 24 horas como represalia a los descuentos en las liquidaciones de sueldos que recibieron empleados que trabajan en un segmento de las empresas de servicio. La medida no se llevará a cabo, ya que apenas tomó estado público el Ministerio de Trabajo de la Nación convocó a una conciliación obligatoria.
Las partes involucradas se reunirán el 4 de septiembre próximo en Buenos Aires.
La medida de fuerza afectó a cuatro empresas de servicios especiales: Schlumberger, Baker, Halliburton y Weatherford.
-En este sentido, Guillermo Pereyra -el titular del sindicato petrolero, explicó en declaraciones a LU5 que el recorte del 30% afectó a 600 trabajadores que realizan sus tareas en los pozos no convencionales ubicados en Vaca Muerta.
Por esta situación, se retiraron de los puestos laborales hasta que se resuelva el conflicto.
Asimismo, Pereyra explicó que al tratarse de tareas nuevas, estas no se han incorporado al Convenio Colectivo de Trabajo.
El eje del problema serían las denominadas horas taxi. Es el tiempo en el que el personal está de servicio aunque, no obstante, no realice tareas específicas en los pozos de perforación.
Se trata de un nuevo foco de conflicto en el sector petrolero en el último mes.
Días atrás, el sindicato del personal jerárquico había denunciado que la empresa Chevron estaba impulsando una reestructuración de su planta de personal en algunas áreas con el objetivo de achicar gastos.
Finalmente, hubo una conciliación obligatoria para que el personal que estaba en sus viviendas a la espera de una solución retornara a los puestos de trabajo.
Es un semestre complejo para la industria, a partir de la baja del barril de petróleo.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: