El gobierno nacional se ha mostrado hostil con la figura del gran educador con acciones que lo han ridiculizado o devaluado. En San Juan, su tierra natal, las críticas a este revisionismo se multiplican.

Una persona de carácter, que promovió la educación y se destacó como escritor, que fue presidente de la república y que tuvo una fuerte influencia en el proceso de organización nacional. Hablamos de Domingo Faustino Sarmiento, un prócer que siempre despertó simpatías y rechazos pero que desde hace algunos años está en el centro de ciertas acciones que pretenden invisibilizar su figura. En San Juan, provincia natal del pedagogo, reciben con pesar cada uno de estos “maltratos” por parte del gobierno nacional.

Beatriz Oviedo de Coria, vicepresidenta de la Asociación de Amigos de la Casa Natal de Sarmiento y ex titular de ese museo ubicado en la vecina provincia, explicó que comenzaron a notar cierto rechazo hacia el prócer desde hace unos cinco años.

El último de ellos se vio reflejado en la Agenda Bitácora 2015 que se distribuyó entre docentes de todo el país, en la que se nombra como “Maestro de América” al mexicano Justo Sierra y apenas se menciona a Sarmiento.

“No tengo en claro qué es lo que se pretende con esto pero hay que recordar que Sarmiento fue el primer pedagogo de Latinoamérica y el primero que establece la educación para todos por igual”, subrayó convencida la museóloga, que recordó que próximamente comienza la semana sarmientina en la que se lo distingue como tal.

Previamente, en 2010, se lo dejó afuera de la Galería de los Patriotas Latinoamericanos del Bicentenario que se inauguró el 25 de mayo en conmemoración de los 200 años de la Patria. Allí se exhiben, según explica la página web de la Casa Rosada, óleos de cuarenta héroes y personalidades del continente que aportaron los gobiernos de la región, entre los que se incluyó posteriormente a Néstor Kirchner y a Hugo Chávez.

Un año más tarde, los sarmientistas notaron una omisión que fue tomada como otro menosprecio: “En 2011 se cumplió el bicentenario del nacimiento de Sarmiento y a nivel nacional no se organizaron los homenajes que hubieran correspondido a la ocasión”, remarcó Oviedo de Coria.

A fines de 2014 la polémica volvió resurgir, pero esta vez en el canal infantil de TV Paka Paka. “Allí ridiculizaron de manera terrible la figura de Sarmiento, lo que consideramos muy grave porque se utilizó una figura de un hombre universal como es él para dejarlo desdibujado en la mente de los niños”, destacó la especialista.

Y la saga siguió con el nuevo billete de $ 50 que reemplaza la imagen de Sarmiento por la de las Islas Malvinas, lo que generó rechazo en San Juan. “Me parece muy loable que se haga un billete con las Malvinas porque merece un homenaje y una permanencia, pero tendría que haber sido en otro billete, pero no sacar la imagen de Sarmiento para sustituirla”, expuso la ex titular de la casa natal del prócer.

Para ella esta situación se está volviendo muy problemática. “Realmente lo vivimos con mucha angustia porque no queremos que se cambie la historia. Entendemos que cuando se hace un revisionismo tiene que ser verdadero, no inventando, ni tomando otros instrumentos que no sean fundamentados en la documentación”, manifestó, a la vez que aclaró que la que dirige es una organización totalmente apolítica y que tiene pensado tomar ciertas acciones al respecto.

Mónica Arturo, actual presidenta de la Casa Natal de Sarmiento, coincidió con esta postura. “Para San Juan, Sarmiento es una figura muy emblemática, un referente muy fuerte, y a todos nos afectan las cosas que se están haciendo”, reconoció. De todas formas, aseguró que siguen “luchando” para mantener viva la memoria del gran educador. “Nosotros seguimos enseñando y le hacemos ver a la gente todo lo que él hizo no solo por la educación, sino también por la ciencia y por las letras”, recalcó.

A pesar de las constantes críticas al prócer, Arturo informó que las visitas al museo sanjuanino siguen siendo numerosas, tanto de alumnos como de turistas. “Es más, muchos visitantes dejan en el cuaderno de firmas el apoyo a Sarmiento, la gratitud de haber dejado la educación”, remarcó. Allí conservan una placa que reconoce al ex presidente como “Maestro Universal del Pueblo” que se entregó en el marco de la Asamblea Mundial de Educadores que se realizó en México en 1964.

Por su parte, Susana Clavel Jameson, presidenta de la Junta de Estudios Históricos de San Juan, manifestó que “más allá de las preferencias ideológicas o políticas no se puede desvirtuar la existencia y la contribución de un sujeto que está totalmente respaldado por los documentos históricos”.

Para ella, cuando uno empieza a indagar para atrás se encuentra que él fue responsable de muchos logros de nuestro país. “No significa que fuese una persona perfecta, que nunca se haya equivocado, pero hay que mirarlo en el momento en el que le tocó vivir. Fue un período histórico en el había que organizar el Estado y había que tener compromiso y coraje”, precisó.

Personaje multifacético

El historiador mendocino Daniel Grilli describió a Sarmiento en sus distintas facetas. “Como escritor tiene una pluma exquisita y hay que rescatar todo los aportes que le hizo a la literatura, encabezados por el ‘Facundo’”, señaló. Como político, para él, tuvo una visión muy clara: “Fue brillante y aunque tendrá a personas a favor y en contra, hizo mucho por la Argentina, y la extensión de los ferrocarriles fue una”. Pero, por supuesto, el aspecto más destacado fue el relacionado con la educación: “Era un avanzado para su época, sabía que había que educar al soberano porque era la base de la sociedad argentina”, subrayó el docente y licenciado en Historia.

Entre sus ideas más controvertidas aparece su percepción negativa del gaucho y del indio. “Esas ideas que él tenía corresponden a la visión de la Generación del ‘37. Todos los pensadores de esa época coincidían, era un país inmenso que tenía que poblarse y el elemento esencial que se buscaba eran los inmigrantes centro europeos. En ese momento creían que debía ser así y que al gaucho y al indio había que eliminarlos”, detalló Grilli, quien mencionó que Sarmiento también ha sido cuestionado por su visión del federalismo y por la forma descarnada con la que describió a Facundo Quiroga.

Por su parte, Walter Burriguini, profesor y licenciado en Historia, opinó que Sarmiento es un personaje incomprendido por el gobierno nacional: “Si el gobierno hubiera consultado más a profesionales y no aficionados a la historia, Sarmiento hubiera sido un personaje que hubieran elegido como bandera y no a otros como Belgrano. Si lo rechazan es porque no lo comprenden y están llenos de prejuicios”.

Asimismo, apuntó a la imposibilidad de juzgar con una mentalidad del siglo 21 a una persona que vivió en el siglo 19. “Desde el punto de vista del trabajo del historiador no tiene ningún sentido”, cerró.

Liliana Altamirano, directora de la escuela Domingo Faustino Sarmiento de Capital, también dio su mirada al respecto. “En realidad nos preocupa que se relativice la figura de los próceres según la época y los políticos de turno. Sería muy importante que se pusiera en valor la obra de todos los próceres argentinos, porque son figuras muy importantes que contribuyeron al desarrollo del país”, dijo.

Con respecto a la Agenda Bitácora, comentó que la repartieron entre los docentes pero que nadie se había dado cuenta de la desvalorización de Sarmiento. “Me parece un acto de verdadera injusticia llamar maestro de América a Justo Sierra, porque detrás de Sarmiento hay distintas dimensiones que son valorables, como lo educativo, la política, lo cultural, la infraestructura, entre otros”, enumeró.

Reclamarán ante Gioja

A raíz de la exclusión de Sarmiento como educador en la Agenda Bitácora 2015 que se distribuyó a nivel nacional en el marco de la las Jornadas Obligatorias del Programa Nacional de Formación Docente, desde la Asociación de Amigos de la Casa Natal de Sarmiento de San Juan planean enviar una carta al gobernador José Luis Gioja para solicitar su intervención en el asunto. “Lo que pedimos es que se respete la historia argentina y la trayectoria de Domingo Faustino Sarmiento, ellos sabrán cuál será la forma de llegar a la Nación”, expuso Beatriz Oviedo de Coria, vicepresidenta de la organización que representa a los sarmientinos.

La información sobre el menosprecio de la figura de Sarmiento en la mencionada agenda fue dada a conocer públicamente el 30 de agosto por el Diario de Cuyo de San Juan. La nota repercutió en el Ministerio de Educación de la Nación, que encabeza Alberto Sileoni, desde donde emitieron un comunicado al respecto. “Nuestra sede ostenta con orgullo la denominación de ‘Palacio Sarmiento’; consideramos que se trata de un argentino que despierta controversias, pero reconocemos en él su apasionada tarea en relación con la construcción de un sistema educativo público para todos”.

Además, explicaron que se menciona a Justo Sierra como “Maestro de América” sin malas intenciones, sino que se refiere al título que le fuera otorgado al escritor, historiador y periodista mexicano por varias universidades del continente. Al concluir, el comunicado reza: “Nuestra cartera respeta la figura de Sarmiento sin sacralizarla, la pondera en su real estatura humana y política. En ese marco, y más allá de diferencias puntuales, este Ministerio ratifica el valor de una personalidad como la del educador sanjuanino, que sostenía, con sus ideas y su acción, la premisa de que ‘gobernar es educar’”.

Pero esta no fue la única “afrenta” al prócer sanjuanino. Previamente, cuando la imagen de Sarmiento apareció en el canal Paka Paka como una persona irascible y poco racional también hicieron una presentación al respecto. “Si bien no fue formal, buscamos los medios y las alternativas para poder manifestarnos y pedir que se diera marcha atrás con el tratamiento que se le daba a la figura de Sarmiento”, recordó la museóloga.

En ese entonces, como respuesta desde el gobierno nacional les hicieron saber que ellos consideraban que el programa estaba bien orientado y que tenían que seguir con su emisión. “También nos dieron a entender que nosotros veíamos cosas que no decía el programa, básicamente que exagerábamos”, contó la mujer.

La agenda de la polémica

Hojeando las páginas de la Agenda Bitácora 2015 se puede encontrar la biografía de 53 personalidades latinoamericanas dedicadas principalmente a la educación, entre las que no está Domingo Faustino Sarmiento. A él solamente se lo cita a través de una frase en la carátula que divide los meses.

Allí aparece como ex presidente, como también lo hacen Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo Perón, Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner. Además, se presenta al mexicano Justo Sierra como “Maestro de América”.

La agenda forma parte de una variedad de materiales que se entrega a los docentes en el Programa Nacional de Formación Permanente “Nuestra Escuela”.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: