Dijo Fabio Prato, de Defensa del Consumidor de Trelew. Polémica por la falta de monedas y billetes en mal estado.

La falta de monedas y el mal estado de billetes de bajo valor, hacen que algunos comerciantes no tengan el dinero justo para completar “el vuelto”. Lejos de beneficiar al cliente, completan el faltante con mercadería. Otorgan caramelos, curitas o bizcochitos, según el rubro, pero al valor de venta, no de costo. Los montos arrancan desde $1. Recomiendan no comprar si el negocio no recibe como medio de pago la mercadería que otorga como reemplazo del efectivo. Hay un vacío legal en la Ley de Redondeo. Está desactualizada.

Así lo confirmó a Jornada el director de Defensa del Consumidor de Trelew, Fabio Prato. Informó que la obligación del comerciante de beneficiar al cliente en una cifra menor al costo del producto en caso de no tener cambio, está contemplada en la ley de redondeo. Ejemplo, si un chocolate cuesta $9,50 y no tiene el cambio, se debe cobrar $9 y no $10 entregando otro producto porque además, lo cobran al valor venta y no costo. “Esta norma ha quedado totalmente vetusta porque es de 2004 y hablaba de la diferencia de 5 centavos. Nadie se le ocurriría quejarse hoy por eso”.

La Ley

No obstante, resaltó que “hoy no solo son 5 centavos, son $1, $2 o $3. Lo que nos gustaría es tener una ley que nos respalde. Que sea específica con la diferencia. La ley de redondeo hablaba de un monto específico, no dejaba librado al azar en caso de que hubiese un proceso de inflación. Siempre conviniera al consumidor. Que se dejara de lado en cuánto al costo y que el vuelto sea favorable al consumidor. Si no tienen para darte el vuelto, que te cobren el precio justo. Esto quedó muy desvirtuado”, sostuvo.

Cuando el comercio no tiene el efectivo, le da al cliente un producto que no pidió al monto de venta, es decir con todos los impuestos aplicados. No cobran un caramelo al precio del costo, sino al del expendio. Una forma más de perjudicar a quien compra. “El problema es que no benefician al consumidor cuando le dan un producto al precio de venta”.

Beneficio para el comercio

Dijo al respecto: “Los comerciantes se están beneficiando con ventas que no eran tales. Compensan la falta de cambio con un producto que no tenían pensado vender. Cuando te entregan caramelos, lo hacen al valor de venta y no de costo, que sería lo más razonable para que el consumidor no sea afectado en llevar algo que no tenía ganas”, agregó.

Al realizar un análisis de la situación, Prato indicó que “si se lo toma como moneda de cambio, se debería recibir como moneda de cambio. Esa sería la lógica. Habría que ver si te dan caramelos, se paga con caramelos. Si no lo aceptan, sería una denuncia por trato indigno”, sugirió.

“Tienen que tener cambio”

El funcionario aseguró que ante este panorama, Defensa del Consumidor se encuentra ante un vacío legal. “La ley quedó desactualizada, necesitaríamos una actualización. Los procesos llevan que las leyes estén desactualizadas. La obligación del comerciante es satisfacer las necesidades del cliente. Tener previsión de cambio necesario”.

“No compren”

El consejo de Prato para los consumidores al intentar adquirir un producto que no se le esté cobrando el precio adecuado, es “no llevarlo”, “no comprar”. Adelantó: “nuestra intención es presentar un proyecto para que se ponga en vigencia la Ley de Redondeo sin que conste el monto específico. Sea el vuelto que sea”.

Ventas por internet

Por otra parte, Prato se refirió a los cuidados que debe tener la ciudadanía al contratar productos por internet. “Tenemos paginas que se dedican a la venta por distintas empresas. Por ejemplo: Mercado Libre, De Remate, etcétera. Tenemos que hacer la previsión de informarnos la calificación de la empresa. Si es confiable, si no es confiable, cuántas ventas tiene, si son positivas, etcétera. Ver comentarios y quienes tuvieron calificación negativa, cuál fue el motivo”, enfatizó.

Dijo al respecto que “hay empresas que tienen pagos a través de un mercado, donde el que es responsable es la página y pide en forma permanente información sobre cuál es el proceso de la venta y soliciten que se comunique cómo resultó. En caso de no recibir el producto, devuelven el dinero”, manifestó.

Verificación

Prato indicó que lo que debe asegurarse el cliente antes de cerrar la operación vía web, es si la empresa es seria. “Tienen que realizar la verificación antes de una compra. Si hay duda, no comprar porque seguro que es una estafa”, anticipó.

Estafas

Dijo además, que las estafas más comunes son las de los productos que se ofrecen por teléfono o a través de publicidades televisivas como las de ollas o elípticos. “Se da por lo general en gente mayor. Los jóvenes ya no confían en nadie. Cuando nos llaman por teléfono no sabemos quién es. Distinto es si nosotros llamamos para adquirir un producto”.

Premios por sms

Para finalizar, confirmó que no existen los premios a través de mensajes de textos. Ninguna empresa seria –advirtió- manda un mensaje para notificar una premiación. Lo hacen a través de carta documento. “Cayó mucha gente con los mensajes diciéndoles que habían ganado un auto y los estafaron”. Los engañaron diciendo que tenían que pagar patentamiento y gastos de escribanía de un vehículo inexistente.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: