Comodoro Rivadavia . -SERGIO ALARCÒN TENÍA SU HIJO ENFERMO Y SE PRESENTÓ CON SU FAMILIA A RECLAMAR LA QUITA DE SUS TRABAJOS ADICIONALES Y FUE SANCIONADO CON 10 DÍAS DE ARRESTO Y 15 DÍAS MAS POR HABLAR CON LA PRENSA.
Se trata del suboficial principal Sergio Alarcón, quien hace poco más de un mes había denunciado que había sido injustamente sancionado y que le retirarían los adicionales por esto. Alarcón había explicado que esta medida de retirarle los adicionales lo perjudicaba grandemente porque tenía a su hijo muy enfermo y necesitaba operarlo. Tras la publicación que un medio hiciera de la denuncia, Alarcón fue sancionado por sus superiores con 10 días de arresto y todo parecía que iba a quedar allí. No obstante nuevamente fue sancionado, esta vez con 15 días de arresto, según consta en la notificación, “por invadir las oficinas de sus superiores y por ventilar esta situación con la prensa”.
El suboficial se defendió diciendo que “esta es la única manera que tengo de que me escuchen. Acá hay graves situaciones de abuso de autoridad y ni siquiera somos escuchados por nuestros superiores. En este caso, yo nunca invadí ni atropellé en las oficinas de mis superiores. Yo fui con mis hijos, porque pretendían quitarme los adicionales y esto perjudica muchísimo a mi familia” explicó.
En la notificación se lee que “la sanción se aplica por ingresar sin autorización a la oficina del jefe de Operaciones, acompañado de su grupo familiar, por una sanción disciplinaria de la que iba a ser pasible. Que instaba a su pareja que con un celular filmara lo que acontecía. Posteriormente el suboficial se dirigió a un medio periodístico y los mismos reclamos fueron ventilados públicamente en ese lugar, publicándose al día siguiente junto a una fotografía de mitad de página… En el mismo escrito dice que… sus acciones se encuentran fuera de toda justificación y en las actuaciones ha quedado demostrado sin lugar a dudas el haber ventilado cuestiones netamente operativas… de un régimen verticalista donde los problemas personales deben ser canalizados jerárquicamente...”
Alarcón remarcó que su reclamo es para que no le saquen los adicionales y que en “ese momento me dirigí a mi superior inmediato que es Cerda, de modo que respeté las jerarquías y siempre me dirigí a ellos respetuosamente. Tengo tres chicos y soy el único sostén de mi casa y a mi hijo lo iban a operar porque tuvo peritonitis. De hecho lo operaron y resultó bien gracias a Dios, pero estuvo muy mal en terapia intensiva -explicó-. Creo que ellos (los jefes) esperaron que esto se enfríe y nuevamente me sancionan. Lo malo es que nunca me escucharon, si uno quiere hablar con ellos su única respuesta es una sanción y te notifican. Ahora verbalmente te dicen que te van a sacar los adicionales, no lo informan ni lo dejan por escrito, solo te lo dicen -sostuvo el policía-. Y eso es jugar con la necesidad de uno, más allá de ser un abuso de autoridad. Si yo fui al diario a hacer público esto es porque nadie me escucha, ni me dan una solución. Nunca me atendieron ni se sentaron a hablar conmigo” sostuvo el suboficial.
“Acá no hubo ningún atropello, me sancionan porque vine a hacerlo público a los medios -dijo Alarcón-. Veo que no existe otra razón que la de ellos. Solo reclamo mis derechos, esto es simple si me sacan los adicionales no llego a fin de mes. Y mi situación es igual a la de muchos compañeros que tienen miedo de hablar” explicó.
Los cuestionados adicionales y las graves irregularidades que generan
La denuncia de Alarcón nuevamente pone en foco un hecho que los medios denunciaron desde hace un tiempo y es el otorgamiento discrecional de los jefes de los adicionales de acuerdo a la cara y simpatías con el personal. Cabe mencionar que el régimen de los adicionales está establecido en la policía desde el año 1977 -confió una alta fuente calificada a este medio- por lo que seguramente necesita ser reexaminado a la luz de los tiempos que corren y de las graves irregularidades que, en torno a estos discrecionales otorgamientos se vienen dando.
Al respecto cabe mencionar la denuncia que oportunamente hiciera al comisario mayor Miguel Gómez sobre irregularidades en el pago de adicionales a todo el personal en la provincia, algo que aun no se subsanó desde la institución policial. A esto deben sumarse las denuncias por pagos por el servicio de adicionales en cheques diferidos, que denunció ante la justicia el diputado Juan Ale y el reciente desplazamiento del jefe y sub jefe de Infantería de esta ciudad por el escandaloso cobro de adicionales por parte de uno de ellos, de una suma que superaba los 85.000 pesos.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: