A veces dicen que las madres se preocupan en demasía, pero en ésta oportunidad, gracias a ese pálpito, Karen McGregor logró salvar a su pequeño.

Karen notó una primera gran mancha en la cara del niño, tras creer que se trataba de una alergia o una picadura, comenzó a dudar cuando las manchas se extendieron.

La mujer buscó en Internet y los síntomas de su hijo se condecían con la llamada enfermedad de Lyme. También conocida como borreliosis de Lyme es trasmitida por las garrapatas y puede afectar a varios órganos, así como también producir parálisis y problemas neurológicos e incluso ocasionar la muerte si no es tratada a tiempo.



Lo complicado de esta enfermerdad infecciosa es que al principio puede confundirse con una mera picadura seguida de una gripe ante la fiebre y los síntomas de fatiga.

McGregor contó su historia en Facebook para concientizar sobre esta no tan conocida enfermedad. La publicación fue compartida miles de veces:



El texto completo:

“POR FAVOR LEA (y actúe en consecuencia): En primer lugar estoy muy agradecida por una advertencia similar que leí hace tiempo y que potencialmente ha salvado la vida de mi hijo de casi dos años. O por lo menos lo ha salvado de tener una vida muy distinta a la que tendría como una persona sana.

Ayer me di cuenta de que tenía una marca en la sien que se parecía mucho a una diana – la diana que había visto un día en un artículo sobre la enfermedad de Lyme. Por eso llamé a mi médico tan pronto como pude.

A las pocas horas, más y más puntos diana fueron apareciendo en su cara, piernas y brazos. En el hospital nos dieron antibióticos para tratar la enfermedad de Lyme y esperamos. Por fortuna lo vimos a tiempo, y eso que mi médico nunca la había detectado en un niño tan joven…

Al día siguiente fuimos al Hospital de Niños de McMaster para unas pruebas y segunda opinión, y déjenme decirles que el personal es increíble. Dos médicos confirmaron el diagnóstico y determinaron que mi hijo habría recibido la picadura de una garrapata hacia 3 o 4 semanas. Algo increíble porque les prometo que nunca habíamos visto a uno de estos bichos.

Tras 24 horas de tratamiento las manchas tenían mejor aspecto y comenzaron a desaparecer. Uno de los médicos me miró a los ojos y me dijo: “Es aterrador para una madre pasar por todo esto…¿estás bien?” No tengo nada más que palabras de agradecimiento para este equipo.

Invito a que todos a revisen periódicamente el cuerpo de sus pequeños. Si ven una picadura que parezca una diana, tomen una foto con su teléfono y consulten con un profesional. Si yo no hubiera leído aquel artículo, seguramente hubiera pensado que era una simple erupción causada por la hierba y tal vez hubiera sido tarde para mi pequeño.

En este sitio web pueden encontrar toda la información sobre la enfermedad de Lyme, qué buscar y qué hacer en caso de contagio.

Ahora estamos observando y esperando que esto no vaya más allá, aún así tenemos algo de miedo. Pero probablemente no haya nada que lamentar porque hicimos todo a tiempo”.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: