A veces, los tiempos no van de la mano con los compromisos de las personas. El ejemplo más claro de ello tuvo lugar hoy en la provincia de Mendoza. Una joven fue a votar con el vestido de novia.

La mujer acudió después de las 8 de la mañana a la mesa 51 de la escuela Arístides Villanueva para cumplir con su deber cívico, con la prenda que iba a utilizar más tarde en su propio casamiento.

"Vine temprano porque me caso a las 10, en Tunuyán", contó la protagonista de la historia a un medio mendocino.


Axact

TNC

R1U

COMENTAR: