Las Heras


Desmanejos de fondos, persecución a delegados, movimientos sospechosos del dinero del sindicato y arbitrariedades en la gestión gremial, fueron denunciadas ayer por el Secretario Adjunto de la Comisión Directiva del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz, Rubén Uribe.


Las acusaciones del dirigente, quien fue uno de los principal aliados de Claudio Vidal, en las acciones para enfrentar al antiguos aparato sindical y desafiliarse de la Federación, confirman la seria crisis de conducción en el más poderoso de los gremios de la provincia, a la vez que desnudan que la interna, generó una irreversible “implosión” de la Comisión Directiva.


Ocurre que tanto Vidal, como Rafael Guenchenen – un vocal suplente que comenzó a ganar protagonismo cuando el Secretario General comenzó a perder aliados – son quienes están en la mira de las acusaciones dado que diversos conflictos laborales no se resolvieron como los trabajadores pretendían.


Mientras se producía el quiebre, la mayoría de las peleas internas no trascendían; pero luego cuando Vidal convenció a todos de echar al Secretario gremial, Fernando De Souza y a otros, se usó la acusación que últimamente más utiliza Vidal: “Traidores”.


Ahora, ante la posibilidad de que sea su turno, Uribe salió a ponerle “el pecho a las balas” y rechazó ese imputación. “Desde ya que no puede hacerme figurar como un traidor ni como desestabilizador”, disparó.





Gravísimo


“Pude observar desmanejos en la gestión formal e informal. Estoy en contra de que se persiga a los delegados y trabajadores que piensen distinto. Estoy en contra de que se maneje el gremio con fines personales y políticos y que se utilicen fondos para aspectos que no son los estatutarios, entre otros aspectos que me diferencian de Claudio Vidal y algunos de los miembros y colaboradores que lo apoyan”, sentenció ayer Uribe, quien dio detalles puntuales. “Un ejemplo concreto fue cuando Claudio Vidal estando detenido y yo estando a cargo de la Secretaria General transitoriamente, me dio la orden de abonar a un abogado Cordobés (sin matrícula en la Provincia de nombre Kustich) la suma de 500 mil pesos para su defensa personal; así como que firmará el contrato de la empresa de seguridad que maneja Pedro Prodomo y sin tener aprobación en comisión directiva ni de contrato ni de contratación de servicio alguno”, describió acerca de los manejos discrecionales de Vidal.


En este contexto rechazó las versiones que lo vinculan con la Federación. “No he traicionado nunca en mis cinco mandatos como delegado de Oleosur ni mucho menos como comisión directiva ni lo haré nunca”, puntualizó Uribe.


También reveló que desde que esta en una postura critica de la gestión de Vidal, fue dejado sin los medios necesarios para llevar adecuadamente su gestión gremial.


“Estoy moviéndome junto a mi equipo en defensa de los trabajadores con fondos propios y aclaro que el gremio por órdenes de Vidal no está cumpliendo con el procedimiento estatutario de reuniones de comisión directiva y por ende las decisiones en general y las que se vinculan al destino y manejo de los fondos se toman exclusivamente entre Vidal y el tesorero. En este sentido me declaro sin responsabilidad en dichas decisiones que no me encuentro tomando”, aclaró para que no se lo involucre posteriormente.





laprensadesantacruz.info/
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: