La Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial de Santa Cruz condenó hoy a los padres de la beba que falleció en agosto de 2014 a causa del maltrato familiar a cadena perpetua por considerarlos autores penalmente responsables del delito de “homicidio agravado por el vínculo en concurso real con lesiones graves reiteradas calificadas por el vínculo en calidad de couatores”.
La sentencia recayó contra Carlos Antonio Tortello de 24 años y Karla Daniel Orellano de 25 años.
El tribunal integrado por el juez Joaquín Cabral, y sus pares Rosa Núñez y María Alejandra Vila accedieron al pedido del fiscal Gabriel Giordano, que solicitó una pena de prisión perpetua para Tortello y Orellano, padres de la niña Abigail, que falleció en agosto de 2014 a los 7 meses víctima de maltrato intrafamiliar en Río Gallegos.
La defensa de los imputados estuvo a cargo de los defensores Raúl Guerrero y Santiago Lozada.
En el fallo, los jueces destacan; “El legislador ha establecido como pena para castigar a quienes cometen delitos como el que nos ocupa la de prisión perpetua por el vínculo parental que une a la víctima con sus victimarios, circunstancia que agrava la figura básica de homicidio y lesiones”.
“Por lo que corresponde entonces condenar a Karla Daniela Orellano y Carlos Antonio Tortello a la pena de prisión prepetua por considerarlos coautores del delito de “homicidio agravado por el vínculo en concurso real con lesiones graves reiteradas calificadas por el vínculo en calidad de coautores”, art. 80 inc. 1,92 en función del art. 80 inc. 1, 55 y 45 Código Penal, más las costas del proceso”.
El público que se encontraba en la sala, y tras la lectura del fallo, aplaudieron y gritaron que “se pudran en la cárcel”.
También el tribunal y a pedido del fiscal, puso a disposición la causa para que seleccione las piezas a su criterio, pertinente e impulsar la acción investiga requerida por incumplimiento de funcionario público y abandono de persona, contra Olga Sanchis (asistente social), Yasmila Bedoya (psicóloga) y Melisa Lefoll (abogada) de la Dirección General de Políticas de Niñez, Adolescencia y Familia. Luego del caso, sólo Sanchis prestaría servicios en el área. También el fiscal solicitó que sea investigada la intervención del pediatra Horacio Córdoba.
Desde la ONG PAyCaN (Prevenir, Ayudar y Contener a la Niñez), pidieron que se investiguen a funcionarios y profesionales que intervinieron en el caso y que sobre ello también caiga todo el peso de la ley.
Orellano seguirá detenida en la Comisaría Tercera de Río Gallegos, y Tortello proseguirá alojado en la Alcaidía de Puerto San Julián. Ambos se encuentran detenidos desde el 25 de agosto de 2014 cuando falleció la niña tras permanecer en grave estado internada en el Hospital Regional de Río Gallegos, donde ingresó con fractura de cráneo.
Si queda firma la condena, deberán permanecer en prisión unos 25 años, y a mitad de la pena podrán obtener permisos laborales y a la tercera parte podrían acceder a la libertad condicional, siempre cuando su comportamiento en la cárcel sea ejemplar.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: