El proyecto, que había llegado al recinto con el aval del oficialismo y de varios bloques opositores, finalmente fue votado en soledad por el Frente para la Victoria y sus aliados, debido a que la oposición se había retirado de la sesión al término de la designación de nuevos integrantes de la Auditoria General de la Nación.

La iniciativa, presentada oportunamente en forma conjunta por los senadores Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino) y Miguel Pichetto (Frente para la Victoria), propone una reducción aproximada del 22 por ciento en las naftas y del 12 por ciento en el gasoil a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

El objetivo del proyecto es restituir una ventaja histórica que la región perdió en la década del 90, cuando al sur del paralelo 42 se pagaba un precio diferencial, mediante un subsidio del Estado Nacional.

Los autores de la iniciativa explicaron durante el debate en la Cámara alta que "ayudará a compensar los altos costos de producción en las cuencas petroleras, de donde se extrae el 90 por ciento de los hidrocarburos del país, incluidos los no convencionales, que precisan grandes traslados de materiales".

“La aprobación de este proyecto significa comenzar a reparar la gran inequidad existente entre los consumidores de la Patagonia con otras regiones del país, ya que en la ciudad de Buenos Aires se paga un 5.83 por ciento menos que en Río Negro, 6.28 por ciento menos que en Neuquén y un 10 por ciento menos que La Pampa, todas provincias productoras de hidrocarburos”, aseveró Pereyra en aquella sesión.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: