Si bien fue un claro sostén de Mauricio Macri durante la campaña, Hugo Moyano empezó a despegarse ante la megadevaluación anunciada. "¿Esto le hace acordar a los 90?", le consultaron. "Tiene un aroma; a mí me molesta mucho la hipocresía", respondió.

Compartieron actos, reuniones y declaraciones amistosas en el último tiempo. El Banco Ciudad a su vez se convirtió en el esponsor de la camiseta de Independiente, una vez que Hugo Moyano asumió la presidencia del Rojo.

Bebote Álvarez, jefe de la barra de Independiente y hombre del camionero en el club Rojo, repartió boletas e hizo campaña para Macri.

Una vez que Macri ganó la elección, Hugo Moyano, Gerónimo Venegas y Julio Piumato asistieron a la jura presidencial. Además aportaron algo de militancia y estructura para darle volumen a una plaza raleada. Y Moyano llegó a justificar la reciente inflación, culpando al kirchnerismo. Mientras tanto, el judicial Julio Piumato operó para echar a Alejandra Gils Carbó de la preocuración.

Sin embargo, la devaluación de un 50% anunciada ayer por el ministro Alfonso Prat-Gay no cayó del todo bien en la CGT moyanista.

"Espero que no hayan sacado el cepo al dólar para ponérselo a las paritarias". En una oración, Hugo Moyano, líder de la CGT Azopardo, planteó su posición sobre la decisión del gobierno de Mauricio Macri.

El secretario general de Camioneros aseguró que en las últimas semanas la inflación ha sido muy alta y los trabajadores no están dispuestos a perder el poder adquisitivo de sus salarios durante las negociaciones que comenzarán el año que viene.

"En noviembre registramos un salto en los precios de 28% y en diciembre seguro que va a ser de 30 o más", evaluó el sindicalista en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

"¿Esto le hace acordar a los 90?", le consultaron al "camionero", quien contestó: "Tiene un aroma; a mí me molesta mucho la hipocresía".
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: