El Presidente de la Nación está decidido a borrar al Poder Legislativo y para burlar la democracia nombró en comisión a dos jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Sólo se registra un antecedente similar en 1853.

Carlos Rosenkrantz y Carlos Rosatti fueron nombrados por Mauricio Macri en la Corte Suprema de Justicia de la Nación sin acuerdo del Senado. No se registran antecedentes en la democracia moderna y hay que remontarse a 1853 para un antecedente similar.

Macri ha decidido gobernar por decreto y sin el Poder Legislativo; su último paso fue nombrar en comisión a los dos jueces para evitar ell paso por el Senado, donde el FPV tiene mayoría y se hubiera visto obligado a negociar democráticamente los nombramientos.

Nada de esto sucedió: Macri designó a dos jueces de facto y se amparó en el artículo 99 de la constitución que le permite al Presidente nombramientos provisionales de ésta índole.

El último Presidente que había recurrido a una ofensa tal a la división de poderes fue Bartolomé Mitre cuando, con el mismo mecanismo, armó la Corte Suprema en 1852.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: