La Ministra de Seguridad fue locutora de un desubicado chascarrillo, mientras hablaba de la delicada situación en el Litoral, que no le sacó una sonrisa a ninguno de los presentes. Mirá el video.



Parece que la palabra 'respeto' no está en el diccionario de Patricia Bullrich, no solo por hacer un chiste completamente fuera de lugar cuando hablaba de los inundados, sino por el trabajo que pierde alguna gente.

Parece que a la encargada de ajustar un 13% a los jubilados en épocas de De la Rúa, le importa más 'chicanear' al anterior gobierno que preocuparse por los problemas de la gente. Sino, mirá el video.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: