El flamante secretario de Cultura porteño, Darío Lopérfido, anunció, en una entrevista para la BBC, que “en el largo plazo no es posible sostener un lugar de excelencia de manera gratuita”, y explicó que “si tuviera un nombre distinto estaríamos hablando maravillas del Centro Cultural”.


Las decisiones que tomó el macrismo en la Ciudad se repetirán a nivel nacional: privatización de los espacios públicos, favorecer el negocio a las corporaciones amigas y abrirle el juego a los poderes concentrados. Y por supuesto, como no podía ser de otra manera, la Cultura también se verá afectada.

Una de las decisiones del kirchnerismo que más aceptación general tuvo fue la puesta en valor del ex Correo Central para transformarlo en el Centro Cultural Kirchner. Pasó de ser un establecimiento abandonado a un lugar emblemático dentro de la Ciudad de Buenos Aires, con acceso gratuito y con espectáculos de calidad.

Sin embargo, Cambiemos parece decidido a gerenciarlo. Darío Lopérfido, secretario de Cultura porteño, brindó detalles de cuál es la postura del macrismo: “Las cosas nunca son gratis, se pagan a través de impuestos y es mejor que la gente pague menos impuestos y que hagan lo que quieran con su dinero”. De la misma manera, Lopérfido se refirió a la polémica por el cambio de nombre del Centro Cultural Kirchner. “Todos estaríamos diciendo grandes cosas sobre el Centro si tuviera un nombre diferente”, manifestó Lopérfido y agregó que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner “pretendió construir un lugar que le diera importancia a la cultura pero puso por delante el concepto de auto glorificación”.

Si bien el Centro Cultural Kirchner no depende del área a cargo de Darío Lopérfido sino de su par a nivel nacional, el ministro de Cultura Pablo Avelluto, nombrado la semana pasada en el gabinete de Mauricio Macri, trabajan en una agenda conjunta.

Axact

TNC

R1U

COMENTAR: