Si bien su intención era poner a un representante patronal de Arcor como Ministro de Trabajo, Macri al final concretó un loteo triple. A cargo de la cartera estará Triaca, vinculado a Gordos e Independientes; un moyanista será el dos, y un hombre de Techint el tercero.

El Ministerio de Trabajo PRO, loteado: guiños de Macri a Moyano y Techint

Es una fuerte señal de afinidad hacia Techint, tras el desaire de no haber puesto a Ernesto Sanz (presidente de la UCR y una especie de empleado encubierto de Techint) como jefe de gabinete
El área de Trabajo fue una de las carteras que más le costó ocupar a Mauricio Macri. Tras varias idas y vueltas, cortocircuitos e incertidumbres, llegó la confirmación de que Jorge Triaca sería el Ministro de Trabajo.

Una designación celebrada por una porción del arco gremial, sobre todo por los Gordos e Independientes de las CGT. Después se supo que Ezequiel Sabor, actual Subsecretario de Trabajo porteño, de buen vínculo con el moyanismo, desembarcaría en la Secretaría de Trabajo de Nación de Mauricio Macri.

Así, quedó descartada la hipotética incorporación de Sabor al gabinete bonaerense de María Eugenia Vidal.

Sabor ocupará el cargo que actualmente detenta Noemí Rial, una funcionaria de extrema confianza del mundo sindical cegetista, y complementará el perfil de Triaca.

Triaca (hijo del histórico dirigente del plástico, ex ministro menemista y hombre acusado de entregar a sus representados) es un dirigente de cercanía y diálogo con los sectores denominados Gordos e Independientes, por lo que la llegada del porteño le dará un tinte más aperturista a la cartera laboral.

Además, el nombramiento del actual funcionario de la Ciudad de Buenos Aires, es un gesto desde el macrismo para afianzar su alianza estratégica con Hugo Moyano y calmar las aguas tras el cortocircuito que provocó el nombre de Jorge Lawson (representante patronal de Arcor) entre las partes en los últimos días.

Ahora se supo que el Director de Recursos Humanos de Techint, Miguel Punte, será el número tres del Ministerio. La primicia fue confirmada por el periodista especializado en temas gremiales Jorge Duarte.

Según Duarte, la llegada de Punte no es una buena noticia para Antonio Caló, dirigente de la UOM y líder de la CGT, ya que ese sector metalúrgico suele tener una relación muy conflictiva con la multinacional Techint.

Macri, por su parte, concreta así una especie de guiño tripartito, con una fuerte señal de afinidad hacia Techint, tras el desaire de no haber puesto a Ernesto Sanz (presidente de la UCR y una especie de empleado encubierto de Techint) como jefe de gabinete.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: