Si el muro de la pileta de Cateura cede o el río lo rebalsa, los lixiviados (líquido que producen los desechos) podrían matar el Río Paraguay en horas y producir un desastre en toda la región. Así lo afirmó la ambientalista Verónica Bustos. En 2014, Paraguay estuvo apenas a 37 cm de la catástrofe.


La pileta de Cateura contiene aproximadamente 120 millones de litros de lixiviados, producto de la acumulación de desechos industriales, químicos y hospitalarios.

Los ambientalistas buscan alternativas en el Brasil para evitar la tragedia pero la pasividad de las autoridades pone en riesgo a toda la región.

Bustos señaló que si la pileta se desborda o cede, el líquido terminaría “en horas” con el Rio Paraguay.

La contaminación avanzaría por su cauce hasta llegar al Rio de La Plata.

El antecedente más cercano se produjo en noviembre de este año cuando la rotura de un dique de contención de la minera Samarco provocó una catástrofe ecológica en Brasil. El agua contaminada llegó al mar arrasando con toda la vida que se le atravesó.
Desastre ambiental en Brasil.



Ruben Figueredo de la Fundación Itá Enramada, coincidió con el diagnóstico hecho por Bustos y su equipo. Agregó que al tratarse de aguas compartidas las que están en peligro, la responsabilidad del Paraguay y sus autoridades es mucho mayor.

Figueredo cuestionó los métodos que la empresa EMBO utiliza par mantener el nivel de lixiviados en la pileta.


ESCUCHAR AUDIO
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: