El flamante titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) es Mariano Federici, quien trabaja para el Fondo Monetario Internacional (FMI) y está vinculado al estudio de Juan Félix Marteau, a través de la Fundación Finint, uno de los principales litigantes contra la propia UIF. Otro caso es el de María Eugenia Talerico, abogada del banco HSBC en casos de lavado. Y la lista de funcionarios que ahora deberán acusar de fuga de capitales a los mismos que defienden en forma particular es aún más extensa. Todas las designaciones serán objetadas porque van en contra de la ley.

Las repercusiones negativas desde todos los sectores que generó la designación a dedo de los dos jueces de la Corte Suprema parecieran no haber dejado marca en el CEO electo, Mauricio Macri, que, una vez más, va en contra de lo que dice la ley. En este caso es la 26.683, que indica que cualquiera de los funcionarios que vayan a ocupar un cargo en la Unidad de Investigación Financiera (UIF) pueden ser objetados de comprobarse que hayan representado a empresas denunciadas penalmente por lavado.

El nombramiento al frente de la UIF del abogado Mariano Federici es de la misma gravedad que la de los jueces, porque será el responsable de acusar a los organismos que fugan divisas y a los que él mismo representa en forma particular: trabaja actualmente para el Fondo Monetario Internacional (FMI) y está vinculado al estudio de Juan Félix Marteau, a través de la Fundación Finint, uno de los principales litigantes contra la propia UIF. Dicha fundación posee un curso de posgrado dictado junto a la UBA en el que se desempeñan como docentes Curutchet, Garavano (flamante ministro de Justicia), los jueces Claudio Bonadio, Ariel Lijo, el fiscal Raul Plee y Federici, entre otros.

Según amplía el diario Página 12 "el estudio Marteau ha defendido al Grupo Clarín y a JP Morgan (donde trabajaba el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Adolfo Prat Gay) en la megacausa que tramita en el juzgado federal de Sergio Torres por la fuga y lavado de unos 5 mil millones de dólares. Una de sus abogadas es Celeste Plee. Anteayer, los asesores de Federici fueron hasta las oficinas de la UIF, junto a quien será el secretario general ejecutivo del organismo, Ignacio Hagelstrom, que hasta la semana pasada oficiaba de coordinador académico del posgrado de Marteau. Hagelstrom fue quien informó a los trabajadores de la UIF la incorporación de María Celeste Plee".

Otra designación que roza la ilegalidad es la de María Eugenia Talarico, futura vicepresidenta del organismo: en 2010 se desempeñó como miembro titular del Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. También es abogada del HSBC, entidad financiera acusada de haber permitido la fuga de 3500 millones de dólares en 4040 cuentas. Además, dentro de su extenso prontuario, es socia de Diego Richards, abogado del ex jefe de Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, en la causa que investiga las escuchas ilegales a teléfonos a personas de diversos sectores sociales y políticos, y por la cual Macri sigue procesado.

La liste promete ser aún más extensa. Las complicidades entre los nuevos funcionarios que responden a organismos internacionales forman parte de un entramado oculto que, con sólo raspar un poquito, quedan al desnudo las amistades peligrosas que intentan destruir lo conseguido en los últimos doce años.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: