El decreto 13/2015 por el que Mauricio Macri modificó la Ley de Ministerios contiene una gaffe que ayer generó resquemor entre la comunidad educativa. En el artículo 23 en el que se establece la creación del Ministerio de Educación y Deportes, coloca su jurisdicción en el marco de lo que establece el Pacto Federal Educativo y demás leyes de la época del menemismo, salteándose la Ley de Educación Nacional y de Financiamiento Educativo que reemplazaron aquéllas desde hace ya varios años.


“Es incomprensible que el decreto que regula las misiones y funciones del nuevo Ministerio de Educación y Deportes esté sustentado en las leyes del menemismo como la Ley Federal de Educación y el Pacto Federal Educativo y se desconozcan las leyes que, muchas de ellas por unanimidad, se votaron en la última década”, sostuvo a este diario el ex ministro de Educación de Néstor Kirchner y actual parlamentario del Mercosur, Daniel Filmus.

No es la primera gaffe que comete el bisoño gobierno de Macri en materia educativa. Ya sucedió que el ministro Esteban Bullrich debió desistir de nombrar al productor televisivo Juan Cruz Avila a cargo de la Secretaría de Políticas Universitarias debido al rechazo generalizado que generó esa designación en los ámbitos académicos. Ahora, esa misma sensación de improvisación quedó flotando luego de la lectura del apartado educativo del decreto conocido ayer.

“Compete al Ministerio de Educación y Deportes asistir al presidente de la Nación y al jefe de Gabinete de Ministros en orden a sus competencias, en todo lo inherente a la Educación, de conformidad con lo establecido por las leyes números 24.195, 24.521, el Pacto Federal Educativo (ley 24.856) y a las demás leyes y reglamentaciones vigentes y que se dicten en consecuencia”, sostiene el artículo 23 del decreto.

El controvertido Pacto Federal Educativo, firmado en 1993, durante el gobierno de Carlos Menem, fue suplantado. En diciembre de 2005 se aprobó la ley de Financiamiento Educativo (26.075), que estableció una nueva coordinación de la inversión educativa de manera de alcanzar la meta del 6 por ciento del PBI en cinco años. Un año después, en diciembre de 2006, se sancionó la Ley de Educación Nacional (26.206) que diagramó la nueva estructura del sistema educativo, determinando la extensión de la obligatoriedad escolar y las responsabilidades y obligaciones del Estado Nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Increíblemente, ninguna de estas dos leyes que actualmente dan marco a la actividad educativa figuran en el decreto de ayer.

“Las leyes que hoy regulan el sistema educativo son la Ley de Educación Nacional, la Ley de Educación Técnica y la Ley de Financiamiento Educativo. Si se volviera, como pretende el decreto firmado por Macri, a las leyes anteriores, desaparecerían las escuelas técnicas y volvería la EGB y el Polimodal en lugar de la primaria y la secundaria. El Pacto Federal Educativo es el que legitimó la transferencia de las escuelas a las provincias sin recursos que hizo Domingo Cavallo”, explicó Daniel Filmus,
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: