El reordenamiento de la administración pública que la gobernadora Alicia  Kirchner firmó por decreto, no sólo es aplicable a la provincia, sino también a los municipios.
Así lo consideró Omar Fernández,  intendente de Pico Truncado que heredó la gestión de Osvaldo Maimó (actual director de Distrigas).


“Las medidas de Alicia están dentro del marco de situación de la provincia, pero no sólo ahí, en las intendencias pasa algo similar”, dijo el Jefe comunal a este medio.
Explicó, que en su caso, se encontró con 230 nuevos empleados nombrados en la transición de Gobierno.
“Lo que uno tiene que ver ahora es qué tipo de conflictividad social se puede generar con los gremios”, indicó.
Es que muchos intendentes no ratificaron los ingresos que heredaron.

La economía
“Pero claro, nos preocupa la economía y la relación con la provincia porque no nos da el cuero para pagar los sueldos”, advirtió.
Para esto, señaló lo que varios diputados  opositores y oficialista apuntaron: una nueva Ley de Coparticipación Provincial.
“Tenemos la Cuenca del Golfo San Jorge y nos llega el 1/3 de la regalía; y a esto se suma que nos han manifestado que debemos pagar los aportes a las cajas (CPS/CSS) y refinanciar esa deuda, pero eso representa un presupuesto anual para nosotros”, advirtió.

Urgente
En lo urgente, es decir, fondos por parte de Nación “no hay nada”, acusó Fernández.
“Yo no viajé a la reunión con Nación con los otros cuatro intendentes (de Unión para Vivir Mejor) pero sé que en concreto, no hay nada”, agregó.
Por el lado de la provincia, aclaró que esperan que le confirmen un encuentro con la Mandataria provincial. “Estamos esperando”, dijo a TiempoSur.

Alternativas
También como varios intendentes, Fernández actualizó la tarifaria de la comuna, que no alteraba desde hace 15 años. “Me autorizaron una actualización de tarifaria en el Concejo Deliberante, que no se tocaba desde el 2.000”, precisó. Pero esta nueva recaudación tampoco alcanzará para suplir el enorme déficit y deudas.
“Tengo deudas de proveedores y creé una Comisión Revisora de deudas y acreencias porque hay deudores que no figuraban y el monto es más grande. Estamos complicados”, fustigó.
Otra alternativa que analiza (al igual que sus pares de las intendencias) es la toma de crédito a bancos u otra entidad financiera. “Hay que evaluarlo porque con un préstamo es peligroso caer en un endeudamiento sistemático que luego no podrá enderezarse”, opinó.
“Estamos todos al horno, la provincia y municipio. Incluso se especula que con proyecciones, puede bajar el barril de petróleo 20 dólares y eso indudablemente afectará a la zona norte”, advirtió.
No es para menos, señaló que “50 equipos  petroleros están parados”, además de que se licenció a los trabajadores.

Otras cosas
“Tenemos que atender otras cosas porque hay medio pueblo que urbanizar, con falta de servicios, luz, cloacas, agua y pavimento. Al igual que en toda Santa Cruz, llegó mucha migración interna y los servicios de educación y salud  colapsaron”, vertió.
El Jefe comunal indicó cómo se llegó a esta situación financiera en común en la provincia. “Hubo un descontrol en el manejo de los fondos de la provincia, que no está industrializada y no hay alternativas al empelo público, salvo en zona norte que generó puestos de trabajo pero a través de la industria petrolera”, mencionó.
Fernández aclaró que no llegó a ser Intendente sólo para pagar sueldos. “Uno no se presentó para eso”, marcó. 
fuente:Tiempo sur.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: