El sábado había prendido fuego un colchón de su calabozo para luego arrojarse sobre las llamas falleció en la tarde noche de ayer.

Se trata de David Pescan quien se encontraba desde el miércoles detenido en esa dependencia policial, por el presunto delito de robo contra la propiedad.

Poco después del mediodía del sábado, el joven habría tomado la determinación de prender fuego al colchón de su calabozo y luego, con su torso desnudo, arrojarse sobre el mismo.

Fueron los efectivos que se encontraban de guardia en la Alcaidía –donde también funciona la Seccional Segunda- quienes comenzaron a percibir una densa humareda y al momento de acercarse a la zona de calabozos escucharon los desgarradores gritos de dolor del detenido.

Inmediatamente intentaron extinguir las llamas con varios matafuegos, mientras solicitaban el inmediato arribo de una ambulancia para que trasladara al herido al Hospital Distrital.

Al lugar llegó personal de la Unidad 11ª de Bomberos, como así también efectivos de la División Criminalística que realizaron los peritajes correspondientes para determinar fehacientemente las causas del siniestro.

Pescan permaneció internado poco más de dos días en el nosocomio, pero su estado era muy grave ya que había sufrido quemaduras en gran parte de su cuerpo, las cuales incluso habían afectado órganos vitales.

Pese a que los médicos realizaron el mayor de los esfuerzos para mantenerlo con vida, en la tarde noche del lunes dejó de existir y su cuerpo fue trasladado a la morgue para la realización de la correspondiente autopsia.



La Vanguardia del Sur
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: