En la tarde de Ayer sucedió un hecho histórico en la ciudad de Caleta Olivia. Fue la primera vez que un intendente se animó a enfrentar a Termap S.A., esta empresa compuesta por acciones de todas las operadoras de la zona. La clausuró ante el incumplimiento del pago de varias tasas, entre ellas habilitación comercial.



Ante la clausura de esta playa de tanques con sus correspondientes oficinas, los operarios de Termap procedieron a detener la producción, y el bombeo de crudo que desde todos los yacimientos llega hasta allí para luego ser embarcado hacia otros destinos. En esta zona se produce mas del 30 por ciento de la producción de petróleo del país.

Ante los argumentos de la empresa Termap de que el único organismo facultado de regular la actividad es el Instituto de Energía, los funcionarios municipales retrucaron alegando que en Comodoro Rivadavia la misma firma abona impuestos locales al municipio chubutense, por el uso del espacio en Caleta Córdova.



“De acá se va la sangre de Caleta Olivia”, reiteró el jefe comunal señalando los tanques repletos de petróleo. “No puede ser que le exijamos a un vecino de cualquier barrio que tiene un comercio chico que pague su tasa, mientras que estos señores (de Termap) no la quieren pagar”, argumentó.

“Nosotros no le tenemos miedo a los poderosos. Sí me llama la atención que quienes me antecedieron en el Poder Ejecutivo municipal no se animaron a hacer esto”, expresó Prades, refiriéndose a los intendentes de las administraciones anteriores.



En la puerta de Termap recibió a la comitiva oficial un jefe operativo de planta, Marcelo Vilches, que le informó a Prades y a los funcionarios cómo se procederá a la parálisis de la actividad. “Antes de la clausura necesito tiempo para parar la producción, para hacer una serie de maniobras, tengo que informar a YPF. Pero el personal no se retirarà del predio por las condiciones de seguridad”, expresó. Ante esto, el intendente dijo que comprendía esa cuestión, y que no había problemas. Todo el procedimiento municipal transcurrió en forma pacífica.



Cerca de las 19:00 horas de esta jornada, había concurrido el supervisor de Comercio, Antonio Quiroga, junto a su equipo de inspectores y ante el portal metálico de la empresa fue colocando la faja de clausura. El intendente Facundo Prades había concurrido al sitio con todo su gabinete, y los tres concejales de su sector, Javier Aybar, Liliana Andrade y Rubèn Martínez.



VYA
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: