Para compensar la falta de aportes por parte de los Municipios, las comunas podrían ver reducida su coparticipación provincial en un monto equivalente para ser destinado a las Cajas de Previsión y Servicios Sociales. Hoy, sin contar la falta de aportes, el rojo de la CPS supera los 150 millones de pesos mensuales.


Cada Municipio recibe coparticipación por tres ítems principales: recaudación provincial, recaudación nacional y regalías. Del total de la coparticipación provincial, por la ley de intransferibilidad de la Caja de Previsión Social, antes de ser girados los fondos a las comunas se les detrae el 20% que es contabilizado para sostener el régimen previsional santacruceño.
Pero esa detracción no reemplazaba el pago mensual de aportes personales y patronales que cada Municipio debía realizar. Sin embargo, urgidos a partir de las realidades económicas y asistidos financieramente para el pago de sueldos mensualmente, hace años (más de una década) que dejaron de hacer los aportes no sólo a la Caja de Previsión Social sino también a la de Servicios Sociales.
Pero desde hace más de una década los Municipios no realizan los aportes y mientras suben los trabajadores que se acogen al beneficio de la jubilación sube el rojo del organismo, sin que los aportes crezcan en paralelo.
Con el cambio de gestión, el Gobierno Provincial busca la manera de normalizar, al menos en parte, el rojo que plantea el sistema previsional y les habría anticipado a los jefes comunales su decisión de que deben comenzar a pagar los aportes de ley.
Según dejaron trascender a La Opinión Austral, algunos intendentes ya habrían sido anoticiados de que se podría comenzar a correr el descuento para aplicarse al pago de los aportes correspondientes, que en algunos casos llegaría al 8% de las partidas correspondientes a la coparticipación provincial.

Reclamo nacional
Cabe recordar que al igual que provincia, los Municipios también ven reducida su coparticipación que proviene de Nación en un 15%, ya que el reparto se hace sobre lo realmente percibido, y el hoy reclamado descuento por el Pacto Fiscal I, que fue parte del planteo de los gobernadores en la reunión del fin de semana en San Juan, se realiza en forma previa al giro de la coparticipación nacional.
Por lo que si dicho descuento cesara, tanto las arcas provinciales como las municipales se verían beneficiadas.
Por estas horas se han escuchado varias voces de la oposición en Santa Cruz que reclaman se comience el debate de una nueva ley de coparticipación en la provincia, en muchos casos urgidos por las realidades económicas de las comunas que dirigen.
El debate esperado, más allá de si la Legislatura tiene o no la iniciativa, la realidad es que no se puede dar si no hay consenso entre los 15 municipios y la provincia. Al igual que pasa con la ley de coparticipación nacional, son leyes especiales que requieren del consenso absoluto de las partes involucradas.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: