Gran conmoción se vive por estas horas en la localidad norteña, tras la brutal agresión que padeció María de los Angeles, una ex asesora de la Secretaría de la Mujer. Fue golpeada con un palo de amasar en un presunto robo, pero se baraja la posibilidad de que el atacante haya sido la ex pareja de una mujer que ella asistió por ser víctima de violencia doméstica.
Trabajadora del área de la mujer habría sido atacada por el ex de una víctima que asistió
fue un robo fue una tentativa de homicidio con ensañamiento y alevosía”, sostuvo la ex secretaria de la Mujer y hoy vocal del Tribunal de Disciplina, Roxana Totino, al referirse a la brutal golpiza a la que fue sometida una ex asesora que tuvo en la Subsecretaría, María de los Angeles, el pasado primero de enero.
Sucedió que en la madrugada del primero de enero, un individuo ingresó a la vivienda de María de los Angeles y la agredió salvajemente. Ella era la única ocupante de la casa en ese momento. Las primeras dieron cuenta que se trató de un hecho de robo, no obstante comenzaron a salir a la luz claros indicios de que este hecho lamentable se trató de una supuesta venganza, ya que la mujer atacada fue integrante del área de la mujer y su agresor sería una ex pareja de una víctima de violencia doméstica que fue asistida por ella.
Fue la propia Totino quien, en un primer momento, lanzó un fuerte repudio ante este hecho por las redes sociales y luego cientos de vecinos lasherenses se hicieron eco del mismo.

Los hechos- “Me llaman por teléfono y me dicen: -Entraron a en la casa de Marita -María de los Angeles-, es la mañana del 1° de Enero, no cabía en mí la idea de lo que me estaban relatando, de forma conmocionada, acerca de lo que le había pasado unas horas antes, habían intentado matar a mi amiga y compañera de trabajo”, relató la funcionaria.
Continúo indicando que se levantó y se fue al hospital para estar con ella. En un primer momento y sin saber los ribetes que a lo largo de las siguientes 48 horas se fueron descubriendo, estimó que se trató de un robo como cualquier otro, de los que a menudo suceden en la ciudad, pero habían cosas que no cerraban, dijo. “La persona que golpeó a mi amiga lo había hecho con mucha bronca, no era, a mi entender, lo que se sospechaba, un simple robo a una trabajadora que en su casa no ostenta ninguna riqueza, en más la alevosía con la que la golpeó con un palo de amasar, la intencionalidad que llevaba, el acecho en la oscuridad, el arma de fuego que llevaba y su buen vestir, no eran el prototipo de un simple ladronzuelo”.
El sujeto entró a su casa en horas de la madrugada, los perros advirtieron la presencia de un extraño, ella se levantó y él estaba en un cuarto, acechando, describió la funcionaria, para agregar: “La golpeó hasta el cansancio, ella se defendió, corrió y trabó la puerta del baño. Esto la salvó, el pelear como una leona. El hombre salió y volvió, rompió un vidrio. Quiso regresar, se le había quedado el celular y el arma de fuego. Al ver que llamaba a la policía, la amenazó y se fue”.
Marita fue parte del equipo de asistencia de la Municipalidad de Las Heras en el Area Mujer hasta noviembre del 2013 -recordó- que decidió acompaña a Totino en los operativos de Trata de Personas en la zona norte. Por lo que las hipótesis de trabajo policial del origen de la brutal agresión fueron variadas.
Con el correr de las horas y con la actuación policial se pudo determinar quién, probablemente, es la persona que había irrumpido en el domicilio. Todo indicaría que sería la ex pareja o pareja de una víctima de violencia de género, a la cual de una forma u otra, Marita en varias oportunidades ayudó. “Con lo cual, producto de ese compromiso como mujer que tiene con el género, en varias oportunidades si era necesario se llevaba las víctimas a su casa, le brindaba lo mejor, como hemos hecho muchas de nosotras ante la eventualidad de no contar con un espacio de asistencia en el momento que se requiere del mismo, considerando que casas refugios no hay muchas en la provincia”, sostuvo.

Resguardo- Seguidamente la funcionaria provincial expuso: “Amenazas hemos recibido muchas, nunca dimensionamos el peligro latente ante este tipo de psicópatas que nos han dicho textualmente te voy a cagar matando. La verdad siempre relativizamos la gravedad; deducíamos: es la bronca del momento ante verse expuestos públicamente a los ojos de la sociedad que de conocerse determinados casos, la condena social es mayor que la judicial en ciudades como la nuestra, en las que mal que mal todos nos conocemos y, como hemos visto en estos días, este tipo de situaciones se expanden en las redes sociales; los comentarios de amigos, parientes y /o conocidos de Marita se han expresado en repudio del agresor y de mucha solidaridad para con ella”.
Enfatizó que este hecho que no es más que un vil acto de venganza de quien no puede o termina de poseer a su víctima como quisiera: “El agresor continúa de esta manera intentando aislarla, matando a quien la asiste. También ubicamos al agresor al día siguiente, durante el tiempo que Marita estuvo internada, esperando en la sala de guardia del hospital, un psicópata que quería ver su obra, su monstruosidad”. Ante esto se preguntó: “Quiénes cuidan a quién te cuida y asiste; hasta dónde se expone quien te asiste si vos, como mujer, no tomás la decisión correcta de terminar con esa relación violenta, como también sino hay una buena articulación interdisciplinaria de los equipos que deben asistir a las víctimas, los resultados son estos”. Finalmente lanzó: “Ahora nos queda el frente judicial: no fue un robo, no se llevó nada, no había objetos de valor ni dinero; fue una tentativa de homicidio con ensañamiento y alevosía”.

Axact

TNC

R1U

COMENTAR: