Dos delincuentes armados asaltaron al ex boxeador, le provocaron un corte en la cabeza a culatazos.
También lo obligaron a llevarlos hasta su casa en morón, aunque allí desistieron de ingresar y escaparon sólo con lo que llevaba encima. Según relató la propia víctima, el hecho ocurrió el lunes alrededor de las 4.30, aunque lo dio a conocer durante las últimas horas a través de su cuenta de la red social Facebook.
"Holaaaa, querí­a comentarles que el Lunes la he pasado muy mal, dos ladrones se subieron a mi auto apuntándome con una 9 y otro con una 38, llevándome a mi casa partiéndome la cabeza con culatazos... pero gracias a Dios todo terminó bien, fuimos a parar al hospital de Morón, de ahí me trasladaron al hospital Posadas, donde me hicieron las curaciones necesarias hasta que me pude recuperar, desde ya saludos y gracias a la gente que me ayudó!!", escribió "Locomotora" a sus seguidores.
En tanto, en declaraciones al canal TN, Castro detalló esta mañana que salió del lugar en el que se encontraba en la localidad de Lomas del Mirador, en La Matanza, se dirigió a su auto y fue sorprendido por los asaltantes.
"Cuando camino hacia el auto no había nadie. Abrí la puerta del auto y siento algo frío (señalándose el cuello con el dedo índice)", dijo el ex campeón mundial de peso medio en referencia al momento en el que uno de los ladrones le apoyó el arma en el cuerpo, y agregó que luego le dijo "quedate ahí, entrá conmigo al auto".
Castro dijo que mientras el delincuente entró al auto por el otro lado y se ubicó en el asiento del acompañante, un cómplice también armado pasó al asiento trasero.
"El otro me daba culatazos, me partió la cabeza. Me habían dejado como una naranja blandita la cabeza", recordó "Locomotora" respecto a cómo el hombre sentado detrás suyo le provocó un corte en el cuero cabelludo por el que comenzó a sangrar, y añadió que ambos le ordenaron que condujera hasta su casa porque creían que ahí guardaba mucho dinero.
Castro dijo que los ladrones lo reconocieron e incluso le dijeron a modo de amenaza que le iban a "pinchar los guantes" (de boxeo).
"Me trajeron hasta acá. Me dicen 'vos la tenés, la tenés en tu casa' ", dijo el ex pugilista, quien agregó que una vez en la puerta de la vivienda, situada en el cruce de Julián Pérez y Saavedra, de Morón, su hija lo vio desde una ventana y gritó asustada porque notó que "estaba lleno de sangre".
El grito de su hija alertó a dos vecinos de la cuadra que salieron a ver lo que ocurría, por lo que, finalmente, momentos después de que Castro descendiera del vehículo los ladrones escaparon.
"Cuando entro acá, miré para atrás y no estaba ninguno, no sé si venía uno de culata siguiéndolos, se fueron en otro auto. No llegaron a entrar, me llevaron lo que tenía encima", dijo Castro, quien más tarde fue al Hospital Posadas y recibió las curaciones correspondientes.
Fuentes policiales dijeron hoy a Télam que el ex boxeador no radicó la denuncia por lo ocurrido, por lo que las autoridades supieron de lo sucedido por los medios de comunicación y esta mañana procuraban contactar a Castro para iniciar una investigación de oficio.
(Fuente: Telám)


Axact

TNC

R1U

COMENTAR: