Lo confirmó el presidente del organismo de la vivienda, Pablo Grasso, quien reveló que la deuda de morosos acumulan ya unos 346 millones de pesos en cuotas impagas. Una delegación se encuentra relevando cuales son las casas y las inmobiliarias involucradas.

En un sistema solidario, el cumplimiento en el pago de las cuotas es trasversal para que otros santacruceños accedan a la casa propia. Hay quienes tienen hace décadas la suya y jamás pagaron una cuota. La semana pasada el Gobierno anunció que pondrá en marcha el plan de recupero de viviendas a través del Instituto de Desarrollo Urbano y la Vivienda (IDUV), un anuncio que sistemáticamente se viene escuchando desde hace años.
La última vez fue a comienzos de 2014, cuando el entonces titular del organismo Eduardo Bravo, le dijo a TiempoSur que comenzarían con esa tarea. En tanto que la última vez que se conoció el resultado de la pesquisa de cobros fue en 2010, cuando el IDUV estaba bajo las órdenes de Andrés de Santis, que había recaudado 4 millones de pesos de cuotas adeudadas.
Para el Gobierno, poner al IDUV nuevamente generando un circulo virtuoso que ayude a paliar el declive de la obra pública y genere acceso a las viviendas es superlativo, pero en esta coyuntura, y por sobre todas las cosas, lo es que el organismo recaude.
Hay decenas de familias que llegaron a la casa propia a través de planes como el Viviplan o Vivir Mejor que no están al día o que nunca pagaron, a quienes se les pondrá a disposición un sistema mediante el cual podrán cancelar sus deudas en menos años pero sin que se les aumente la cuota.
Sin embargo “a aquellos que pusieron sus casas en alquiler y cobrando 10 mil pesos por inmobiliaria, cuando está prohibido, son a los primeros que se las vamos a sacar” dijo ayer Pablo Grasso en dialogo con TiempoFM.
“Lo vamos a hacer. Hoy mismo mandamos una delegación a El Calafate, otra a El Chaltén, a 28 de Noviembre y a Río Turbio” dijo con relación al inicio de un relevamiento de situaciones como estas.
Frente a esto, aclaró que “no estamos hablando de sacarlos a patadas” pero si ratificó que “la decisión está tomada”, algo que surge tras reuniones con la gobernadora Alicia Kirchner que “nos planteó tres ejes en los que vamos a empezar a trabajar rápidamente”.
Hay personas que accedieron a su casa en planes que fueron adjudicados hace treinta o más años y las cuotas no fueron –ni serán- actualizadas. Es por ello que hay quienes adeudan cuotas de $80 y otros de $1.000.
La idea del gobierno es achicar los planes de pago, bajarlos como mucho a una década tras la que “vos podes ser dueño de tu casa, ya tenés el título de tu vivienda y empezás a planificar ampliaciones, hipotecas y otras cosas que hoy no las tenés porque solo contás con una resolución”.
Por eso que en los próximos días, la Gobernadora anunciará la las alterativas para los beneficiarios de las casas y firmará el Decreto correspondiente y con el cual iniciarán un sistema de pago diferenciado.
Un dato para comprender la magnitud de la masa de morosos en Santa Cruz es que, en primer término el sólo el 30% de los adjudicatarios no pagan, pero ese porcentaje representa unos 346 millones de pesos que no ingresaron al IDUV vía cuotas.
Asimismo, según dijo Grasso, la facturación mensual del instituto es de unos 6,8 millones de pesos.
Algo que alimenta la falta de cobro está vinculado a hay más de 2 mil viviendas que todavía no ingresaron al circuito financiero “porque falta adjudicarlas y convocar a los vecinos que tuvieron la posibilidad de tenerla, para que elijan cual va a ser la modalidad de pago”.
En muchos casos, las viviendas que no ingresaron al circuito de pagos, forman parte de las 600 que se entregaron entre los años 2012 (233 adjudicatarios) y 2013 (413 adjudicatarios), a las que se suman las otorgadas el año pasado con un avance de obra que no llegaba al 80%.
Según declaraciones del ex titular del IDUV, la idea para el año pasado era entregar “alrededor de 500 viviendas”, número que descendió en la práctica.


tiempo sur
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: